Secuestro de Bareiro Vargas sería ajuste de cuentas entre narcos

0
29

Según los datos investigativos, todo apunta a que los hermanos Bareiro Vargas tendrían una deuda de USD 50.000 con un “patrón”, que ante la falta de pago habría decidido secuestrarlos como garantía hasta saldar la deuda.Supuestamente, el enojo del “patrón” se habría dado luego de que el envío de un gran cargamento de drogas al exterior dejara importantes dividendos en dólares. El dinero fue repartido dentro de la estructura narco, que opera en San Pedro del Paraná. Sin embargo, aparentemente el “patrón” no habría recibido su parte, por lo que decidió secuestrar a Rigoberto Bareiro y a su sobrino. Esto motivó una serie de situaciones que tienen como epicentro las zonas de Coronel Bogado, Carmen del Paraná, San Pedro del Paraná y General Artigas, donde se estima que aún permanecen los secuestrados. Nota relacionada: Balacera y persecución culminan con vuelco de vehículo en Itapúa Dentro de esa hipótesis y las infructuosas negociaciones para la liberación de los secuestrados, supuestamente el clan Bareiro Vargas habría decidido salir a la búsqueda y rescate de su principal líder. Fue así que el martes pasado se produjo la persecución con balacera que terminó en la comunidad de Colonia Uruguaya, General Artigas, con el vuelco de un automóvil, Sus ocupantes, cuatro personas, se dieron a la fuga introduciéndose a una zona boscosa. Según los investigadores, estos cuatro sujetos serían pistoleros contratados para rescatar al supuesto capo narco. Los datos que maneja la Policía indican que Rigoberto Bareiro Vargas y su sobrino, Diego Osorio, pasaban la mayor parte del tiempo juntos y tendrían como principal actividad el envío de drogas desde San Pedro del Paraná hacia la República Argentina. Lea también: Auto incinerado estaría ligado a desaparición del familiar de un supuesto narco Rigoberto Bareiro Vargas, hermano de Wilfrido Bareiro Vargas, alias Peloncho, posee orden de captura pendiente desde el 2017 tras el operativo Hermanos de la Senad, que desbarató una estructura internacional de narcotráfico liderado por Bareiro Vargas y Peloncho, este último acusado y recluido en el Penal de Itapúa. Según las investigaciones, los familiares de Rigoberto Bareiro Vargas y Diego Osorio perdieron total comunicación con ellos el pasado 10 y al día siguiente recibieron un pedido de rescate de USD 50.000 para liberarlos. El acuerdo indicaba la entrega del dinero en zona de Cambay, Coronel Bogado, y que luego los captores iban a liberar a sus víctimas en inmediaciones del puente Tacuary. No obstante, dicho arreglo no se efectivizó por alguna razón y los secuestradores de Bareiro Vargas y su sobrino Diego Osorio desistieron del trato y quemaron el automóvil de este último en la zona de Cerrito, Carmen del Paraná.

Fuente -> http://www.ultimahora.com