Secuestradores amenazaban con matar a brasileño y llegar a sus hijas

0
55

Luis Carlos Tamiozzo, de 61 años, que fue secuestrado el 13 de junio en la granja ubicada en la compañía Oro Verde, de la Colonia Tembiaporenda, de Tava’i, relató algunos detalles de su cautiverio, luego de poder escapar de sus dos secuestrados, que lo tenían oculto en el monte.El productor brasileño relató que desde el primer día que lo llevaron fue amenazado de muerte en todo momento por sus captores, quienes estaban armados. Aseguró que todo este tiempo permanecieron ocultos en el monte. Le obligaban a permanecer quieto, de lo contrario, le decían que buscarían a toda su familia. Aseguró que nunca fue golpeado físicamente. Lea más: El emotivo reencuentro del productor brasileño con sus hijas tras 40 días de secuestro “Nos alimentábamos cuando ellos iban a buscar algo, porque no todos los días tenían algún lugar para comprar algo, comíamos frutas del monte, naranja, había días que no comía porque no iban a buscar algo”, expresó. Contó que solía consumir mortadela, pan, coquitos y carne enlatada. Aseguró además que en ningún momento fue atado por sus secuestradores. Recordó que desde el primer día de su cautiverio ya lo llevaron cerca del monte en inmediaciones de una casa y que su camioneta quedó cerca de esa vivienda. Dijo que esa noche durmió en el asiento trasero de su vehículo y que siempre estaba vigilado por uno de sus dos captores. Nota relacionada: Hallan a productor brasileño secuestrado en Caazapá Relató que al escuchar el sonido de los helicópteros de la Policía Nacional que sobrevolaba la zona, él y sus captores se escondían en la zona más baja del monte y cuando los uniformados se alejaban ellos volvían a caminar. Su hija Vanesa Tamiozzo declaró que siente mucha felicidad y que aprovechará la compañía de su padre para mimarlo mucho, ya que esperó demasiado tiempo para verlo. Estuvo muy emocionada y no pudo brindar más detalles a los medios de comunicación, quienes la abordaron cuando se dirigía con su padre a su domicilio. Hace cuatro días no comía alimentos, dice fiscala La fiscala Zunilda Ocampos manifestó que según los datos aportados por la víctima y también los elementos de prueba que tienen en la carpeta fiscal, sus captores habrían sido Reinaldo Noldin, José Arturo Cáceres y César Ramón Acosta. Este último fue detenido cuando salió a buscar provisiones, mientras que los otros dos están con órdenes de captura. “Nosotros nos enteramos de todo el sufrimiento que él padeció caminando por el bosque, había días que casi no comía y las amenazas eran constantes”, explicó. Relató que estos tres hombres fueron quienes lo secuestraron y que luego estuvo todo este tiempo con Noldin y con Acosta. Le puede interesar: Cae presunto responsable de la desaparición del empresario agrícola Indicó que, según la víctima, desde el día en que la Policía Nacional detuvo a Acosta, él permaneció con Noldin y los secuestradores perdieron muchas de sus pertenencias porque fue hallado el campamento en donde estaban, dejando allí ropas, alimentos, celulares y un arma de fuego. “Él venía comiendo maíz crudo que recogía de la chacra en la cercanías y hacía cuatro días que no estaba ingiriendo alimentos”, contó. La víctima manifestó que Noldin dijo que necesitaba nuevamente un celular y un chip para continuar las comunicaciones con su familia y que dijo que en las cercanías tenía la casa de un amigo, por lo que quería llegar hasta allí. Nota relacionada: Fiscalía investiga presunto rapto de ciudadano brasileño en Caazapá “El señor (Tamiozzo) observó una casa, posterior a un arroyo, que después vamos a verificar, y corrió, ingresó en el lugar, pidió socorro”, expresó. En otro momento contó que los captores amenazaron al hombre que si no cumplía con las exigencias podían llegar a sus hijas o matarle a él. La fiscala dijo que conforme a los datos recabados por la Policía del Departamento de Antisecuestro, en la zona en donde tenían a la víctima Noldin tenía varios familiares y amigos. Los secuestradores habían exigido la suma de USD 100.000 para su liberación, sin embargo, este monto nunca se pagó.

Fuente -> http://www.ultimahora.com