Sector de eventos empezará a mover negocio con grupos de 20 personas – Nacionales

0
70

El rubro dedicado a las actividades sociales ya está habilitado en 15 departamentos del país, menos en Alto Paraná y Central, por la cantidad de casos confirmados de covid-19. Asimismo, Asunción, capital de la República, también sigue sin poder avanzar de fase, por lo que las reuniones y festejos todavía no podrán ser realizados.

En conversación con Sonia Cáceres, presidenta de la Asociación de Empresas Paraguayas Proveedoras de Eventos (Aseppe), con las 20 personas que establece el protocolo, se empezará a mover el negocio, aunque todavía no se puede hablar de reactivación económica para este rubro. “Con 20 personas no hacemos patria”, manifestó Cáceres, teniendo en cuenta los altos costos de infraestructura de los locales para fiestas, además de la logística y todo el preparativo que implica una reunión social. “Hay salones parados con mucha inversión”, destacó, aunque están animados por lo que, siguiendo la norma, pretenden cambiar la moda de los festejos.

La titular de la Aseppe indicó que en fase 4 de la cuarentena ya están habilitadas las ferias y exposiciones a nivel comercial, además de los bautismos, casamientos y 15 años, con la regla de las 20 personas. “En el bautismo, por ejemplo, todos deben ser del núcleo familiar”, destacó.

Respecto a lo que sí está prohibido para los propietarios de locales de eventos, es el festejo de cumpleaños con niños. “Si tenés un salón infantil, todavía no lo podés abrir en fase 4. Eso lo va a definir el Ministerio de Salud”, comentó la empresaria. En el caso de celebraciones en casas particulares, el permitido contempla hasta 10 personas, por lo que, a partir de 11, ya existe riesgo de imputación por violación de la cuarentena sanitaria. “A partir de 11 van a los salones sociales. Todo esto para una mejor trazabilidad”, explicó Cáceres.

Golpe a la economía del sector

A pesar de que el gremio no cuenta con estadísticas precisas de las pérdidas económicas en el sector, es innegable el duro golpe del coronavirus este año. “Tenemos 40.000 empleos directos y 286.000 indirectos. Quedamos más de 2.000 mipymes de eventos cerrados y en quiebra. Asimismo, han perdido su trabajo más de 10.000 personas”, contó Cáceres.

Reinvención de la “moda de los festejos”

Si bien, el modo de vivir y celebrar los momentos importantes será establecido por la cartera sanitaria, para un aumento paulatino del número de personas en las actividades, desde la Aseppe consideran que el cambio está en las propias personas.

“La gente va a tener que entrar en conciencia y vamos a tener que manejarnos así por un tiempito. Que la novia, la quinceañera no vea que el covid afectó su fiesta. En otros países se hacen festejos hasta por tres días”, comentó Cáceres, con la posibilidad de apartar las burbujas sociales en las celebraciones.

La presidenta de la asociación reflexionó sobre las múltiples opciones creativas que pueden ofrecerse en tiempos de crisis y finalizó con que las empresas de eventos implementaran “una nueva moda o nueva evolución de eventos modernos”, con el toque de alegría, a pesar del momento difícil que vive el mundo por la pandemia.

Fuente -> http://www.abc.com.py