Saltoguaireños quieren ver para creer que es efectiva la reapertura de la frontera – Nacionales

0
24

Por las dudas, los comerciantes de esta ciudad convocaron a una manifestación y cierre de ruta para el jueves 15 de este mes, día anunciado para la reapertura de las fronteras con el Brasil. Los lugareños se reunirán en la línea seca a la espera del anuncio oficial y festejar el fin del cierre, que, de no darse, se convertirá en una manifestación de protesta.

Tanto las autoridades locales como los autoconvocados y dirigentes del comercio de ésta ciudad coinciden en que, finalmente, el gobierno nacional anunció con claridad que los tres puntos fronterizos más importantes con el Brasil (Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero y Salto del Guairá) serán abiertos este jueves 15 de octubre.

Sin embargo, ante las posturas cambiantes de los días previos por parte de los voceros del Poder Ejecutivo, los saltoguaireños se reunirán en la frontera seca desde tempranas horas aguardando el anuncio oficial y el levantamiento de la barrera policial-militar que existe en el puesto “29 de Setiembre”.

“Ahora es el famoso ver para creer. Nosotros vamos a desconvocar la manifestación prevista para el jueves cuando veamos que efectivamente el tránsito de un lado a otro está totalmente liberado”, indicó Víctor Stanley, principal vocero de los comerciantes locales.

Agregó que una vez que se registre el ingreso a la ciudad de vehículos con chapas brasileras, inmediatamente la manifestación se convertirá en festejo. “Va ser como ganar el premio gordo, volver a ver a nuestros comerciantes felices, vendiendo a los turistas”, refirió.

El Intendente Carlos Cesar Haitter (exPDP) también coincidió que en los últimos tiempos ha habido mayor claridad con relación a la reapertura de la frontera, y que tanto el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, como el Ministro del Interior, Euclides Acevedo, aseguraron que todas las fronteras con el Brasil se abrirán en simultáneo, y no solo el puente de la amistad.

Salto del Guairá, cuya economía depende en un 95 por ciento del turismo de compras, es la ciudad más afectada entre todas por el cierre de la frontera. A diferencia de Pedro Juan y Ciudad del Este, la capital de Canindeyú carece de un comercio con vida propia por no contar con una población muy grande y otros rubros de empleo como la industria o la agricultura, como si lo tienen las otras ciudades fronterizas.

Tras la normalización del cruce fronterizo se espera que paulatinamente regresen a sus puestos unos 12 mil trabajadores del sector comercial que fueron cesados tras decretarse el cierre fronterizo, en marzo pasado.

Fuente -> http://www.abc.com.py