Safira aguarda resolución judicial para volver a operar – Nacionales

0
26

La cuestionada casa de cambios Safira, a la cual el BCP le revocó su licencia en el 2019, aguarda resolución de la Corte sobre un pedido para volver a operar en el sistema. La defensa critica parámetros que tuvo la banca matriz para aplicar la sanción máxima, en este caso por incumplimiento de capital.

29 de enero de 2021 – 01:00

La citada entidad que operaba en el rubro de cambios cuestiona que el BCP no aplica los mismos criterios a la hora de sancionar a las entidades. La defensa representada por Vilma Dias Oliveira y Paulo Dias Oliveira alega que por faltas similares, en este caso por no mantener el capital mínimo para operar en el sistema, otras entidades fueron penadas con multas y que siguen operando.

El Directorio del BCP resolvió revocar la autorización para operar de la firma Safira Cambios en agosto del 2019, ya que en el momento de la inspección no contaba con el capital exigido por la Ley cambiaria para operar (alrededor de G. 4.200 millones), requisito indispensable según el artículo 15 inciso b) de la Ley Nº 2794/05, que expresa claramente que es un motivo para revocar la licencia.

El caso sigue su curso en la segunda sala de lo contencioso administrativo, y no es la primera vez que la casa de cambios Safira cuestiona una resolución del regulador. La citada empresa ya contaba con antecedentes recientes de una sanción y que logró atenuar gracias a la intervención judicial.

El 28 de julio del 2015 el Directorio del BCP aplicó una multa de 50 salarios mínimos a la entidad y 5 salarios mínimos a sus directores, por la falta en la debida diligencia en la prevención de lavado, específicamente por la presentación tardía de información y datos requeridos por medio de circulares por la Superintendencia de Bancos (SIB).

La medida fue recurrida por la afectada en el ámbito judicial, donde logró una atenuación de la sanción, quedando en un simple “apercibimiento”, según Acuerdo y Sentencia Nº 385 de fecha 10 de junio del 2019 dictado por la Corte Suprema de Justicia.

Safira en la mira

La entidad cambiaria en cuestión que operaba en Ciudad del Este (CDE) estuvo en la mira debido a supuestas vinculaciones con una empresa de cambios en Foz (Brasil) con igual nombre, logo y directivos, que se vio involucrada en el operativo Hammer-on y Miopía que desmanteló una red de empresas que facilitaban el tráfico de drogas y cigarrillos para el lavado de activos.

Salvados por la Justicia

Paraguay registra una bajísima efectividad en los procesos detectados con riesgo alto de lavado. Hay pocos casos que concluyen con procesados o encarcelados por delitos de lavado, y en muchos la Justicia intervino para atenuar las penas, y este es un punto de preocupación en el marco de la evaluación del Gafilat en curso.

Uno de los más sonados casos que desnudan la fragilidad de las acciones judiciales fue, por ejemplo, el de Forex, de CDE, que tuvo conclusión en la justicia en el 2017. Sin embargo, la condena solo fue para exfuncionarios de mandos medios de la extinguida casa de cambios y no para los que lideraron el operativo. Fue por la remesa de más US$ 600 millones al exterior mediante empresas ficticias. Uno de los bancos logró, con ayuda judicial, una atenuación del “castigo” que le impuso el Banco Central por infringir normas preventivas de lavado de activos.

Además se destaca el caso Bonanza Cambios de Ciudad del Este, que también fue salvada por la Corte en el 2016. El BCP le retiró la licencia para operar en el 2011 debido a dudas en el origen de fondos de sus accionistas, pero gracias a la acción judicial hoy sigue operando en el sistema.

Fuente -> http://www.abc.com.py