Sacerdote denunciado por acoso irá a nuevo juicio oral – Nacionales

0
19

Un Tribunal decidió anular la absolución que había beneficiado al padre Silvestre Olmedo, cura católico denunciado por cometer acoso sexual contra una joven. El Tribunal de Apelaciones determinó que se debe realizar un nuevo juicio oral y público.

16 de diciembre de 2020 – 12:42

El cura, en un primer momento había sido absuelto en una sentencia por el caso, pero la causa fue apelada por la defensa de la joven Alexa Torres, y finalmente la Cámara de Apelaciones tomó la determinación de dejar sin efecto la absolución, para enviar de vuelta a un nuevo juicio oral y público al religioso, denunciado por cometer acoso sexual contra la joven.

Tomaron la decisión los camaristas integrantes del Tribunal de Apelaciones de Central, integrado por los magistrados Fabriciano Villalba, Lourdes Cardozo y María Eugenia Giménez. Los jueces dispusieron que Silvestre Olmedo sea enviado de nuevo a un juicio oral y público donde se escucharán los alegatos de las partes y se discutirá si el sacerdote acosó o no a Alexa durante el tiempo que la joven asistía a la Parroquia San José, de la ciudad de Limpio.

En agosto de este año se realizó el juicio en el que llamativamente una sentencia absolvió al religioso del cargo de acoso sexual, pero la Fiscalía y la querella adhesiva que lleva la defensora de la joven apelaron, por lo que hoy logran que se revea la sentencia.

Ya pasaron más de cuatro años desde que inició el proceso ante la Justicia. Cuando absolvieron al sacerdote, el Tribunal estaba compuesto por los jueces Letizia de Gásperi, Dina Marchuk y Hugo Segovia. La única que votó por la condena fue de Gásperi, mientras que los demás votaron por absolver al Padre, bajo el argumento de que no existió una relación de dependencia entre el acosador y la víctima “no se daba el delito de acoso sexual”.

En ese momento, la defensa de Alexa cuestionó duramente la decisión del tribunal, alegando que no resistían a la lógica y se notaba que iba a favor del sacerdote. Lo más grave de todo fue que el único magistrado varón del tribunal, se atrevió a expresar que “tocar los senos de una mujer no e es acoso”, burlándose así del sometimiento y la humillación por la que la joven pasó, de acuerdo a su denuncia.

El caso generó un intenso debate en la sociedad, pues por un lado estaba el sector que defenestraba al religioso y realizaba manifestaciones repudiando su accionar, y por el otro lado, hubo feligreses de la iglesia que lo apoyaron, además de las autoridades católicas que lo respaldaron, hecho que se consideró y se sigue considerando un encubrimiento a su delito.

Existe incluso un audio en el cual Olmedo admitió que el manoseo existió, y este formó parte de las pruebas del primer juicio, pero desde el punto de vista técnico jurídico no se consideró suficiente. El audio fue grabado por los compañeros de Alexa.

El Ministerio Público, representado por el fiscal Luis Chamorro, imputó al expárroco de Limpio Silvestre Olmedo por el hecho de acoso sexual ocurrido en 2016 contra Alexa, quien se desempeñaba como coordinadora de la Pastoral Juvenil en esa iglesia.

En su momento, Olmedo admitió haber manoseado a la víctima. La víctima realizó la denuncia del caso ante el Decanato 9, instancia supervisora de la parroquia San José de Limpio y cuyo encargado en ese momento era el padre Dionicio Echagüe.

Según el relato de la víctima, Echagüe, le prometió investigar. Debido a que la investigación no avanzaba, la joven acudió al arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, quien supuestamente le dijo que se debe “cuidar la dignidad del sacerdote”, además de pedir “respeto y oración” por Olmedo.

Fuente -> http://www.abc.com.py