Rezos en vez de lógica – Opinión

0
14

Los constituyentes Rodrigo Campos Cervera y Evelio Fernández Arévalos escribieron sobre la inmunidad parlamentaria del Artículo 191 de nuestra Constitución en el “Comentario a la Constitución, Tomo II, Homenaje al Décimo Aniversario”.

04 de octubre de 2020 – 02:09

Fernández Arévalos confirma allí lo que se lee en las actas de la constituyente, que algunos pretenden negar ahora: que la Comisión Redactora discutió la inmunidad de arresto para congresistas: “El debate… puso de manifiesto la preocupación… de lograr un equilibrio entre la necesidad de preservar las inmunidades parlamentarias y la conveniencia de no crear privilegios… Fruto de ese criterio fue que la propuesta final consagrara… la inmunidad de detención, salvo flagrancia…” (página 337).

En la página 324 Campos Cervera explica que “…el efecto del desafuero en los precedentes” (Constituciones de 1870, 1940 y 1967) “importaba la suspensión de las funciones del legislador… La corriente garantista de la Constitución de 1992… parece haberse trasegado en el… alcance del desafuero (…) creemos que la Constitución vigente, ´al suspender en sus fueros´ o inmunidades al legislador…y no ´suspenderlo en sus funciones´, le posibilita que siga ejerciendo las mismas…”

Sin embargo, frase seguida y sin explicación, Campos Cervera afirma que un juez puede volver a lo derogado por nuestra Constitución, suspendiendo en sus funciones al legislador vía “…resolución judicial… v.g. reclusión penitenciaria o domiciliaria…”.

De la primera premisa presentada por Campos Cervera (“la Constitución vigente, ‘al suspender en sus fueros’… al legislador… y no ‘suspenderlo en sus funciones’, le posibilita que siga ejerciendo las mismas…”) se infiere que los jueces no pueden “suspender en sus funciones” a los legisladores.

En la página 329, Campos Cervera mismo insiste con lo resuelto por el Artículo 191, “La resolución de las cámaras que hace lugar al desafuero… trae consecuencias muy distintas a las previstas de las Constituciones históricas, que ´suspendían en sus funciones al acusado´”.

Si la inmunidad trae consecuencias distintas a las de antes, no puede traer lo contrario como quiere Campos Cervera. Es violar el “principio de contradicción” de la Lógica: “Dos juicios, de los cuales uno afirma lo que el otro niega, no pueden ser simultáneamente verdaderos”. Y el “principio del tercero excluido”: “Entre dos juicios contradictorios, no se da término medio”.

La Lógica, en Derecho, tiene por objeto la sistematización científica. Al menos eso es lo que se construyó como base de la ciencia en Occidente desde Aristóteles hasta Frege, pasando por Bacon y Bentham, quienes agregaron la comprobación fáctica de las premisas.

Comprobación fáctica de la primera premisa presentada por Campos Cervera: Hoy los jueces suspenden en sus funciones a los legisladores. Lo remarcó el diputado suplente Vicente González: “Quisiera referirme al diputado Miguel Cuevas quien fue privado de su libertad y busca reincorporarse a este cuerpo legislativo tergiversando el objetivo de la sesión telemática como excusa para ejercer una función por la cual fue suspendido”.

Fernández Arévalos sostiene que “Entendemos que si un ciudadano es electo estando aprendido o detenido, correspondería que, en virtud de la inmunidad de detención, se lo ponga en libertad… De otra manera, sería posible que se frustre su gestión parlamentaria…” (página 350).

Pero luego, como Campos Cervera, Fernández Arévalos también olvida (página 352) el “principio de contradicción”: “…la posibilidad de ser sometido a juicio… para que… se produzca… su aprehensión, detención o prisión preventiva. Esta excepción será estudiada más adelante”. Un “más adelante” que nunca llegó.

Muchos abogados repiten dogmáticamente esa letanía, lo que confirma que prefieren el rezo a la lógica.

[email protected]

Fuente -> http://www.abc.com.py