Retrato íntimo de la vida encarnacena – Espectáculos

0
17

“Encarnación: Memorias del Sur” es el libro de Julio Sotelo que aparecerá mañana, con el ejemplar de ABC Color, como parte de la colección junto a la editorial El Lector. En este sexto volumen, dedicado a la capital de Itapúa, se ofrece la historia íntima de esta ciudad.

26 de septiembre de 2020 – 01:00

Este libro es una obra del historiador encarnaceno (por adopción) Julio Sotelo, el investigador que quizá mejor conoce las intimidades encarnacenas.

Sotelo nos presenta aquí una semblanza que abarca desde finales del siglo XIX y que abarca distintos aspectos poco conocidos o mal conocidos o, directamente, desconocidos de esta urbe que tuvo un pasado agitado y tumultuoso.

Encarnación es única en varios aspectos. Cosmopolita, coqueta, ordenada y seductora como se la ve hoy, sufrió el gran ciclón de 1926, fue la primera población paraguaya “liberada” por un movimiento revolucionario, en 1931; sufrió los efectos de un terrible bombardeo durante la revolución de 1922/1923 y fue presa de los avatares políticos durante varios pasajes de su trayectoria histórica.

Asimismo, tiene historias agradables que contar. La historia de sus pioneros, de su gente, de sus entidades e instituciones, de su cultura y de su arte. Es capital del carnaval paraguayo prácticamente desde 1906, en que las patricias familias encarnacenas lucían verdaderamente sus mejores galas para desfilar ante un público admirado y ávido de emociones.

Luego de ser una Reducción desde 1703, Encarnación fue elevada a la categoría de Villa en 1843.

Este trabajo de Julio Sotelo reconstruye la historia de la Perla del Sur con base en documentos mediante los cuales fueron rescatados importantes retazos históricos para dejarlos como aporte al conocimiento. Fueron recuperados valiosos datos para reinsertarlos en la memoria colectiva antes de que todo esté perdido.

La antigua Encarnación tenía una Villa Alta y una Villa Baja. La Villa Baja, de los primeros años del siglo XX hasta bien entrada la segunda década, tenía sus facetas físicas bien tipificadas.

La Villa Alta inició su desarrollo en la década de los años ´40, cuando inmigrantes eslavos, conformados por ucranianos, polacos, bielorrusos y rusos blancos, empezaron a poblar los lugares llenos de yukeríes.

Tras la intervención de Yacyretá, desapareció la Villa Baja y hoy Encarnación tiene una fisonomía nueva y bien particular.

Este es un libro que rescata no solo buena parte de la historia desconocida de Encarnación, sino también de la memoria nacional, pues varios de los acontecimientos ocurridos en ese Sur del país, tuvieron amplia repercusión en la vida del país mismo.

El costo del ejemplar del diario más el libro es de G. 27.000.

Fuente -> http://www.abc.com.py