Reseña: “Punto rojo”

0
45

(Disponible en Netflix)

La historia de una pareja citadina que viaja de vacaciones al campo o las montañas y acaba siendo acechada por lugareños depravados y sádicos es una más gastadas del género de supervivencia, suspenso o terror en las décadas que han pasado desde que filmes como La masacre de Texas, La colina de los ojos malditos o The Last House on the Left popularizaron los retratos de terror rural en el cine.

Al principio, el thriller Punto rojo parece ser nada más que una versión sueca de ese tipo de película, siguiendo al joven ingeniero Einar (Johannes Kuhnke) y su prometida Nadja (Nanna Blondell) durante un viaje de vacaciones a las montañas, donde esperan acampar con su perro, disfrutar de la aurora boreal y recomponer su desgastada relación amorosa ante la inminente llegada de su primer hijo.

Luego de un tenso encuentro con lugareños racistas en el camino, en el que Nadja se venga de comentarios contra su raza rayando la camioneta de uno de los agresores, la pareja llega a destino, pero al caer la noche notan el puntero láser de un rifle en su carpa, y pronto se encuentran esquivando disparos y enfrentándose no solo a su acosador sino a los elementos en las heladas montañas.

Ese primer tercio de la película es, francamente, algo tedioso, con una ambiguedad que se siente como superficialidad en la forma en que presenta la relación entre Einar y Nadja, que pasa de floreciente y afectiva en el prólogo de la película a una tensión exasperada luego de un salto en el tiempo de un año y medio.

Las cosas no mejoran en la previa al inicio de la acción, cuando la pareja llega a la zona de las montañas y los encuentros con lugareños racistas amenazadores y demás personajes misteriosos casi se sienten como una versión no intencional de parodias al género como La cabaña del terror o Tucker y Dale contra el mal.

Y es por eso que nunca hay que confiar demasiado en las primeras intenciones, porque alguien que se aburra con esos primeros veintitantos minutos de película y decida parar la reproducción se estaría perdiendo de un filme que toma giros realmente interesantes luego de que la previa termina y la acción comienza.

Obviamente entrar en detalles sobre lo que ocurre luego de que los primeros disparos suenan sería incurrir en “spoilers”, pero sobra decir que detallles como el comportamiento ligeramente incómodo y poco natural de Einar y Nadja – que en un principio es fácil achacar a un mal trabajo de sus actores – acaba teniendo sentido cuando los detalles ocultos de la historia comienzan a salir a la luz.

Y es admirable lo oscura que el filme permite que su historia sea, sin incurrir en espectáculos excesivamente sádicos y explícitamente crudos como algunos de los principales ejemplos vitalicios del género.

El filme sí incurre en algunos errores molestos, como depender demasiado de que Einar o Nadja no siempre hagan lo más inteligente en un momento dado, al punto que deja de ser comprensible dadas las circunstancias desesperadas que viven y comienza a sentirse como que el filme no encontró una mejor manera de hacer que los personajes estén donde tienen que estar para que tal o cual cosa pase.

Para cuando la película llega a su sorpresivo final, esos momentos iniciales de tedio e incluso esos defectos ocasionales acaban valiendo la pena.

——————————————————————————————–

PUNTO ROJO (Red Dot)

Dirigida por Alain Darborg

Escrita por Alain Darborg y Per Dickson

Producida por Niklas Larsson y Anna Odenhall

Edición por Magnus Häll

Dirección de fotografía por Benjam Orre

Banda sonora compuesta por Carl-Johan Sevedag

Elenco: Johannes Kuhnke, Nanna Blondell, Anastasios Soulis, Kalled Mustonen, Thomas Hanzon, Tomas Bergström, Melvin Solin, Anna Azcárate



Fuente -> http://www.abc.com.py