Reseña: “Pequeños secretos”

0
27

(Disponible en cines)

El director John Lee Hancock – cuyo antecedente más notable como director sigue siendo la olvidable Un sueño posible – escribió el guion de Pequeños secretos en 1993, y a lo largo de casi 30 años intentó atraer con él a directores como Steven Spielberg, Clint Eastwood o Warren Beatty para finalmente decidir filmarlo él mismo.

Resulta difícil saber los cambios que la historia atravesó en casi tres décadas, e igualmente es imposible adivinar cómo el guion hubiera sido traducido a la pantalla en manos de Beatty o Spielberg, que tiene más de un antecedente de tomar un guión malo o mediocre y convertirlo en una película valiosa.

Pero en base al resultado final que es Pequeños secretos, es una película que tendría que haberse estrenado en la década que lo engendró, o haberse fosilizado como un guión sin producir.

Pequeños secretos es la historia del alguacil Joe Deacon (Denzel Washington), un exdetective de Los Ángeles que por algún motivo fue degradado y transferido fuera de la ciudad. Joe es enviado de vuelta a Los Ángeles por una cuestión burocrática, pero acaba quedándose cuando el joven detective Jim Baxter (Rami Malek) lo convence de ayudarlo a intentar atrapar a un asesino serial cuyo caso parece sospechosamente similar a uno que Joe no pudo resolver años antes.

El problema no es que la película se sienta como una mala fotocopia de Siete pecados capitales, porque francamente el 80 por ciento de las películas sobre detectives cazando asesinos seriales estrenadas después de 1995 se sienten como descendientes directas de ese filme (y de El silencio de los inocentes, de forma un poco menos directa).

El problema es que Hancock es capaz de emular la estructura de Siete pecados capitales – por momentos calcando escenas enteras del filme de David Fincher, con apenas las suficientes diferencias superficiales para evitar una acusación directa de plagio – pero no sabe imprimirle a su película el sentido de urgencia y amenaza latente que aquella película escurría.

Cuando Siete pecados capitales – y muchas de sus herederas inmediatas como El coleccionista de huesos, otro filme sobre un asesino, con Denzel Washington, que era como mucho mediocre pero hace morder el polvo a Pequeños secretos – era una carrera contra el tiempo en la que tanto los personajes como el espectador se sentían en todo momento al filo de la navaja, Pequeños secretos es una caminata perezosa.

La película se mueve a un ritmo glacial, rotando con parsimonia geriátrica entre la investigación y el pasado oculto de Joe, la vida profesional de Baxter y la caricaturesca presencia de Jared Leto como el principal sospechoso del caso, y absolutamente nada sobre los tres protagonistas se siente remotamente interesante para justificar la falta de energía cinética del filme.

Washington hace un trabajo aceptable pero ni toda su experiencia o su inmesurable talento le sirven para elevar una historia insípida; Malek es llamativamente robótico y artificial de una forma que no se siente intencional; y Leto exagera al máximo como un personaje incomprensible. Y al final los giros y revelaciones acaban llegando sin peso, produciendo indiferencia y tedio en vez de la sorpresa que claramente Hancock buscaba.

Más allá de contar una historia aburrida y derivativa, la película está montada de una forma por momentos notablemente torpe, con una edición que hace que las escenas más intensas sean incomprensibles e incluso momentos más sencillos como un seguimiento en auto a baja velocidad y a plena luz del día logre marear y confundir.

Las pocas ideas originales e interesantes que tiene la película – como la forma en que visualiza la obsesión de Joe por cierto caso del pasado como apariciones fantasmales de las víctimas – acaban totalmente desaprovechadas.

Con un mejor guionista o director que tome las ideas base de la historia de Hancock, Pequeños secretos podría haber sido algo memorable, pero todos esos aspectos que tenían potencial de ser interesantes -que los tiene – acabaron enterrados en dos horas de aburrimiento que desembocan en un triste anticlímax.

—————————————————————————————–

PEQUEÑOS SECRETOS (The Little Things)

Dirigida por John Lee Hancock

Escrita por John Lee Hancock

Producida por John Lee Hancock y Mark Johnson

Edición por Robert Frazen

Dirección de fotografía por John Schwartzman

Banda sonora compuesta por Thomas Newman

Elenco: Denzel Washington, Rami Malek, Jared Leto, Chris Bauer, Michael Hyatt, Terry Kinney, Natalie Morales, Isabel Arraiza, Joris Jarsky, Glenn Morshower, Sofia Vassilieva



Fuente -> http://www.abc.com.py