Reseña: “La vida ante sí” – Reseñas

0
15

Un conmovedor drama que se eleva gracias a las excelentes actuaciones de una incombustible Sophia Loren y la revelación que es el joven debutante Ibrahima Gueye.

16 de noviembre de 2020 – 14:41

(Disponible en Netflix)

La legendaria actriz italiana Sophia Loren regresa con un rol bastante complejo que la veterana intérprete maneja con impresionante facilidad en el drama La vida ante sí, pero lo que termina de hacer que el filme funcione tan bien como lo hace es el dominio que el joven actor Ibrahima Gueye, en su rol de debut, tiene sobre un personaje igualmente complicado.

La historia sigue a Momo (Gueye), un huérfano senegalés de 12 años que vive en una ciudad portuaria italiana. Inquieto, ambicioso y desconfiado, Momo se dedica a actividades peligrosas como robar a transeúntes o vender marihuana, hasta que su tutor legal decide dejarlo bajo el cuidado de Madama Rosa (Loren), una exprostituta que se dedica a cuidar a los hijos de otras trabajadoras callejeras.

Sophia Loren

Hay algo sobre la aparente premisa básica de “mujer blanca rescata a niño negro” que a primera vista puede recordar a aquellos dramas con complejo de “salvador blanco” que tanto gustan a los votantes de los Óscar a pesar de ser por lo general insípidos y olvidables; The Blind Side es el primer ejemplo que salta a la mente.

Pero La vida ante sí –que, dicho sea de paso, parece ser una mala traducción del título original, que sería más bien “La vida por delante”– no va por las mismas ramas que aquel tipo de película, sino que cuenta una historia mucho más compleja y realista.

La principal diferencia es que la relación entre Rosa y Momo es mucho más compleja; aunque comienza de forma típica, con el niño rebelde, hostil pero emocionalmente frágil, y la mujer de voluntad férrea, a medida que los minutos van pasando el guion del director Edoardo Ponti y Ugo Chiti se desenvuelve de forma plácidamente elegante, revelando las desgarradoras vulnerabilidades en la aparentemente imperturbable Rosa y la fuerza interna que de a poco va naciendo en Momo, alimentada por la influencia de Rosa y los demás personajes pero que a fin de cuentas nace de él y solo a él.

Además, la película cuenta con un elenco refrescantemente diverso que hacen que la película se sienta como una mirada auténtica a la sociedad de la que nace; desde la mujer trans que es la mejor amiga de Rosa hasta el dueño musulmán de un comercio que acaba tomando a Momo como empleado, e incluso el contrabandista de marihuana que emplea al niño, cada uno tiene su propia historia más allá del drama de Momo y Rosa, y la forma en que el filme incorpora todo en su narrativa hace que lo que rodea a los protagonistas se sienta como una comunidad viva.

Pero a fin de cuentas la atracción principal son las actuaciones de Sophia Loren e Ibrahima Gueye, que interpretan a dos personas dañadas por la vida de forma muy distinta pero que acaban complementándose entre sí, y ambos actores tienen una química impresionante tanto al principio, cuando la relación entre Rosa y Momo es hostil y amarga, como luego cuando ambos van ganando confianza y nace un genuino afecto.

La película es conmovedora y trágica, pero es crucial que Ponti no la filma como una tragedia, no se regodea en el sufrimiento, pasado o presente, de sus personajes, sino que tiene un tono melancólico pero finalmente triunfal; se siente menos como una romantización del sufrimiento y más como una celebración de la capacidad humana de imponerse sobre ese sufrimiento y prosperar a pesar de él.

Brillantemente actuada, elegantemente sencilla y refrescantemente diversa, La vida ante sí es un drama más que recomendable.

———————————————————————————-

LA VIDA ANTE SÍ (La vita davanti di sé)

Dirigida por Edoardo Ponti

Escrita por Edoardo Ponti y Ugo Chiti (basada en una novela de Romain Gary)

Producida por Carlo Degli Esposti, Regina K. Scully, Nicola Serra y Lynda Weinman

Edición por Jacopo Quadri

Dirección de fotografía por Angus Hudson

Banda sonora compuesta por Gabriel Yared

Elenco: Ibrahima Guede, Sophia Loren, Abril Zamora, Babak Karimi, Massimiliano Rossi, Renato Carpentieri

Fuente -> http://www.abc.com.py