Republicanos se ratifican en que es inconstitucional el juicio a Trump – Mundo

0
55

Los legisladores demócratas continúan adelante con el “juicio de destitución” al expresidente Donald Trump, en el Senado, donde los republicanos han remarcado la inconstitucionalidad de un proceso a una persona que ya no ejerce el cargo del que se le quiere “destituir”.

12 de febrero de 2021 – 01:00

Donald Trump debe ser inhabilitado de obtener nuevamente el poder, alegaron ayer los legisladores demócratas en el juicio político al expresidente, pidiendo al Senado condenarlo por supuestamente alentar el atraco de un grupo de sus partidarios al Capitolio de Estados Unidos, el 6 de enero pasado.

Los republicanos remarcan que, además de que Trump llamó explícitamente a una “concentración pacífica a sus partidarios, ya no es presidente, por lo que es inconstitucional pretender aplicar un juicio político.

Ayer, los demócratas concluyeron sus acusaciones, y hoy se presenta la defensa de Trump, que contaría con votos suficientes para evitar una condena la semana que viene.

Aquel 6 de enero, el Congreso debía certificar los resultados de las polémicas elecciones presidenciales de noviembre pasado.

Trump había presentado testimonios ante las legislaturas estaduales de media docena de estados, de las irregularidades presenciadas en los comicios.

Esa media docena de estados remitieron dos listas de grandes electores al Congreso, uno por parte de dichas legislaturas, y otra por parte de las gobernaciones.

El Congreso, el 6 de enero, solo tomó en consideración las remitidas por las gobernaciones, que eran favorables al actual presidente Joe Biden (las listas de las legislaturas eran favorable a Trump).

Entonces, un grupo de partidarios del exmandatario irrumpió en el edificio del Congreso.

La Policía disparó contra los manifestantes, ocasionando la muerte de una mujer, partidaria de Trump.

Unas horas después del atraco, los manifestantes se retiraron, y la sesión se reanudó, confirmando los votos electorales que dieron la victoria a Biden, a pesar de las objeciones presentadas por senadores republicanos.

Tras los incidentes, los legisladores demócratas, hoy ya oficialistas, aseguraron que Trump incitó a la rebelión a sus partidarios, por lo que anunciaron que pedirían su destitución antes de que dejara el cargo, el 20 de enero pasado.

Como ya no es presidente en ejercicio, la defensa de Trump remarca la inconstitucionalidad de aplicar un procedimiento de destitución a alguien que ya no puede ser destituido.

Pero, sus adversarios políticos lo que pretenden, según sus propias declaraciones, es inhabilitarlo para futuras elecciones.

Fuente -> http://www.abc.com.py