Reino Unido, a punto de alcanzar su objetivo de 15 millones de vacunados – Mundo

0
63

La campaña de vacunación se presenta como un éxito para el primer ministro Boris Johnson, a quien se le atribuye hasta ahora una gestión caótica de la pandemia, que ha matado a más de 116.000 personas en un país de 66 millones de habitantes, el peor balance de toda Europa.

Su gobierno convirtió la campaña de vacunación, la primera lanzada en un país occidental, el 8 de diciembre, en un esfuerzo nacional frente a una nueva cepa más contagiosa del coronavirus descubierta en diciembre en el sur de Inglaterra.

Más de 14 millones de personas pertenecientes a cuatro grupos prioritarios -mayores de 70 años, personal sanitario y enfermos crónicos- habían recibido el viernes una primera dosis de las vacunas de AstraZeneca/Oxford o Pfizer/BioNTech, según cifras oficiales.

Más de 530.000 personas han sido vacunadas con las dos dosis necesarias, que las autoridades británicas decidieron espaciar hasta 12 semanas para poder inmunizar al mayor número de personas rápidamente.

A health worker prepares a dose of the AstraZeneca/Oxford Covid-19 vaccine at a temporary vaccine centre set up at City Hall in Hull, northeast England on February 10, 2021. (Photo by Paul ELLIS / AFP)

El viernes, Gales fue la primera de las cuatro naciones británicas en ofrecer la vacuna a la totalidad de los cuatro grupos prioritarios, 740.000 personas, anunció el jefe del gobierno autónomo galés, Mark Drakeford.

“Esta es una carrera contra el coronavirus” y no entre las diferentes naciones del país, insistió.

Este éxito debería permitir una relajación “prudente” de ciertas restricciones cuando se acerque la primavera, dijo.

Lea más: Europa afronta con restricciones variadas el embate de tercera ola de covid

En Inglaterra, el gobierno de Boris Johnson espera poder empezar a levantar muy gradualmente a partir de marzo el confinamiento impuesto a principios de enero, con el objetivo principal de reabrir las escuelas y posteriormente los comercios no esenciales, bares y restaurantes.

Bajo la presión de algunos miembros de su mayoría conservadora, el dirigente presentará el 22 de febrero una hoja de ruta “para reabrir las escuelas y poco a poco [la] economía y sociedad”, dijo su portavoz.

“Los últimos datos muestran claramente que seguimos en una situación difícil, con la sanidad pública todavía sometida a una presión muy fuerte”, dijo.

Una mujer con mascarilla en una estación de trenes subterráneos en Londres.

Los contagios, que alcanzaron un máximo de 68.000 en un día a principios de enero, han disminuido drásticamente gracias al confinamiento y el viernes fueron 15.144.

Por primera vez desde julio, la horquilla de reproducción del virus, el conocido como número R, cayó por debajo de 1, para situarse entre 0,7 y 0,9, lo que significa que la epidemia está retrocediendo.

El viernes, la Oficina Estadísticas Nacionales (ONS) estimó que una de cada 80 personas en Inglaterra estaba infectada por el virus la semana pasada, y una de cada 60 en Londres, frente a una de cada 50 y una de cada 30 a principios de enero.

Lea más: ¿Qué significa que una vacuna es eficaz?

Aunque el Reino Unido empieza a ver el final del túnel, el epidemiólogo Neil Ferguson advirtió que no hay que precipitarse.

“Tengo la esperanza de que éste sea el último confinamiento, siempre y cuando seamos relativamente prudentes cuando salgamos de él”, dijo en un podcast de la publicación estadounidense Politico.

Pero la vuelta a la normalidad no podrá producirse hasta que se haya vacunado a toda la población adulta, añadió.

Según este experto, que asesora al ejecutivo, “es muy poco probable que este virus pueda ser erradicado de la población humana”. “Se convertirá en un coronavirus endémico” que podrá ser gestionado mediante “inmunizaciones rutinarias”, como ocurre con la gripe.

Para mayo, el gobierno espera haber vacunado a los nueve grupos prioritarios, 32 millones de personas vulnerables o mayores de 50 años, que representan el 99% de las muertes. Y todos los adultos para septiembre.

La aceptación general de la vacunación es alta en el Reino Unido, pero existe una mayor reticencia entre las minorías, por lo que la sanidad pública empezó a emitir vídeos en diferentes idiomas y a recurrir a celebridades como el cantante Elton John para protagonizarlos.

Fuente -> http://www.abc.com.py