Recusan a fiscales que investigan el caso de la nena desaparecida en Emboscada – Nacionales

0
11

La defensa de la mamá y el padrastro de la niña de 8 años desaparecida en Emboscada el pasado 15 de abril presentó una recusación contra todos los fiscales asignados a la causa. Alega que los agentes del Ministerio Público perdieron objetividad y que hubo intromisión por parte del presidente de la República, Mario Abdo Benítez quien dio instrucciones de cómo proceder en la investigación.

24 de septiembre de 2020 – 18:31

El abogado Max Narváez, presentó recusación contra los fiscales Carlos Maldonado, Lorenzo Lezcano, Gedeón Escobar e Irene Álvarez quienes tienen a su cargo la investigación de la desaparición de la pequeña de 8 años de edad, que vivía junto a su mamá y la pareja de esta en la ciudad de Emboscada.

La defensa argumentó su pedido afirmando que los fiscales “perdieron la objetividad y violaron el sagrado deber de hacer justicia”, ya que estos se reunieron con el presidente de la República, para ponerlo al tanto sobre los avances en la investigación.

La recusación planteada por el abogado se basa en que el pasado mes de julio el jefe de Estado, Mario Abdo Benítez, fue hasta Emboscada y se reunió con los abuelos además de los investigadores –fiscales y policías– quienes están a cargo de las diligencias en pos de esclarecer lo ocurrido con la niña.

“El presidente convocó a estos fiscales a una comisaría en Emboscada para que le informen cómo está el caso y terminado el informe le dio instrucciones sobre el caso, que es un tema judicial que no compete al Poder Ejecutivo”, relató el letrado.

Narváez afirma que cuenta con elementos necesarios para sustentar la recusación puesto que en el Código Procesal Penal se establece que nadie ajeno a la investigación puede interferir en el proceso. Además, que una autoridad del Poder Ejecutivo se inmiscuya en la investigación constituye una violación a los principios establecidos en la Constitución Nacional, que separa los poderes del Estado para evitar presiones.

Nota relacionada: Sobre niña desaparecida: “Hay que encontrarla, es la solicitud enérgica del Presidente”

En ese contexto, Narváez denunció que se dieron una serie de irregularidades en el proceso como el traslado de sus defendidos a penitenciarias del interior del país, lo que constituye una “obstrucción a la defensa”. También mencionó que en un procedimiento injustificado, se realizó una allanamiento en la celda de la madre de la nena tras su negativa a someterse a pruebas para la creación de perfiles psicológicos y psiquiátricos.

Cabe recordar que la niña, con discapacidad para movilizarse, desapareció el 15 de abril último, pero su madre presentó la denuncia ante la Fiscalía recién al día siguiente. Inicialmente publicaron sus fotos, con toda la descripción de cómo se encontraba vestida y los rasgos que la caracterizan, porque supuestamente la menor había ido a dar de comer a unas cabras y no regresó.

Tras una serie de allanamientos y diligencias realizadas por el Ministerio Público y la Policía y ante la actitud sospechosa tanto de la madre como del padrastro, ambos fueron imputados s por la violación del deber del cuidado y puestos en prisión preventiva.

El caso tuvo un gran giro cuando se encontraron imágenes de alto contenido sexual relacionadas a menores en el teléfono de su padrastro. Estas fotografías habrían sido borradas del teléfono y solo gracias a un trabajo más especializado se pudo acceder a las mismas, además de otras informaciones alarmantes. Entonces, el hombre fue imputado por pornografía infantil y cambió el enfoque de la causa.

Fuente -> http://www.abc.com.py