Reapertura de penitenciaría de Tacumbú y la necesidad de que los detenidos trabajen – Nacionales

0
20

En charla con ABC Color, el comisario principal Osvaldo López, de la Comisaría Tercera de Luque, dijo que la reapertura de la Penitenciaría de Tacumbú trae un alivio a las comisarías. Reflexionó también sobre la necesidad de que los detenidos trabajen en vez de estar sin hacer nada, por el gasto que representan.

17 de octubre de 2020 – 12:55

Algunas comisarías tuvieron que hacer malabares para mantener a los detenidos por meses incluso. “La comisaría tercera de Luque recibió la solidaridad de vecinos y comerciantes como doña Josefina de Ucuarure, quien trae siempre medicamentos y tapabocas para los detenidos. Nosotros tuvimos 45 detenidos y tuvimos la responsabilidad de construir otra celda más, ya que las dos que teníamos eran insuficientes. Ahora tenemos 27 detenidos, pero se remiten 10, y entran otra vez dos o tres”, lamentó el policía.

“El sistema preventivo hace que personas se queden acá durante meses. Queremos hacer las cosas bien, pero tenemos pocos recursos. Una parte de los detenidos tiene visitas y otra parte no tiene. Afortunadamente hay buena relación con la ciudadanía, siempre la municipalidad, concejales, comerciantes preparaban platos de comida y traían para todos. Estamos en una situación que en pocos días vamos a salir”, amplió.

Los motivos por los que son arrestados son muchos: “Tenemos de todo, hurto, homicidio, violencia intrafamiliar, que últimamente ha aumentado debido a la pandemia. Ahí se refleja la situación socioeconómica, cultural de la sociedad; ya sabemos que la necesidad es la madre de todos los males”, aseveró.

Y acotó que “el 70% del tiempo que el personal policial tiene se invierte en atender muchas llamadas, casos de animales, cables de alta tensión, que no forman parte de nuestra área”.

El comisario López expresó una preocupación al recordar lo que ocurrió en San Pedro, un desastre donde incluso algunos internos fueron decapitados. “Existen 16.200 personas privadas de libertad en Paraguay, el estado, que gaste 50.000 guaraníes por día en la alimentación, son unos 800 millones por día. Yo me pregunto, ¿no será que pueden trabajar para cumplir con la reinserción social. Ya que si el preso está en la cárcel y sale, lo único que hace afuera es volver a robar. Si trabajan podrían aportar 30.000 guaraníes para la comida. Nosotros no estamos en condiciones de opinar, pero es una visión que tengo, ya que las personas que están de balde, imagínese quién puede comer sin trabajar. Esta gente tiene que trabajar, hay que hacerle trabajar en la chacra, hacer caminos, están de balde y siguen pensando en salir a robar porque tienen tiempo. El secreto del descanso es el cansancio, y ellos están sin hacer nada”, reflexionó.

¿Afectados por la pandemia?

El comisario, más adelante, informó: “Entre el personal hubo síntomas que no pasaron a mayores, que se resolvieron con aislamiento y luego volvieron a trabajar. Y entre los presos felizmente no tuvimos infectados dentro de las celdas, solo pequeñas dolencias”, culminó.

Fuente -> http://www.abc.com.py