Que no vaya al oparei el centro de monitoreo

0
30

Este es el tercer pago que recibió esta sociedad, tras haber firmado un contrato con el Estado a finales del año pasado. Es así que, los documentos oficiales publicados por el Tesoro Nacional indican que el Estado ya le pagó a ETC, mediante el endeudamiento con el BID, un total de G. 10.595 millones (USD 1,5 millones), sin contar las retenciones aplicadas por el Fisco.Más allá de lo llamativo que resulta que las autoridades del Viceministerio de Transporte no hayan alertado al Tesoro Nacional que este consorcio está formado por una de las compañías involucradas en el caso de los tapabocas de oro –según la propia investigación interinstitucional que llevó adelante el Gobierno–, hay otras cuestiones que llaman profundamente la atención en este proceso licitatorio.A casi 9 meses de la firma del contrato entre esta sociedad y el MOPC, y a un mes de que el billetaje esté en un 100% implementado en los buses, se puede ver que el Estado ya ha liberado casi el 50% del monto adjudicado (G. 24.900 millones), pero en contrapartida el proyecto está avanzando a pasos de tortuga, con obras que siguen retrasadas y con entrega de módulos en el mismo sentido. Si bien el Viceministerio de Transporte informó que este proyecto cuenta con un avance físico financiero del 56,5% y de desarrollo del sistema tecnológico del 50%, la empresa adjudicada no está cumpliendo con el calendario de obras establecido en el pliego de bases y condiciones, ya que de los 11 módulos que debían estar listos, han sido entregados solo 7. Además, las obras del centro de monitoreo debían estar listas para junio, algo que tampoco se ha cumplido, según las publicaciones de este diario (www.ultimahora.com/c2903594).Es fundamental que este proyecto no vaya nuevamente rumbo al oparei, como muchos otros que fueron encarados por la extinta Secretaría de Transporte del Área Metropolitana (Setama) o por el mismo MOPC y que tenían como finalidad mejorar las condiciones del servicio de ómnibus. El centro de monitoreo y control del billetaje electrónico es una pieza clave para sincerar el costo del pasaje en Asunción y el departamento Central. El sistema “espejo” que proveerá este centro al MOPC permitirá a las autoridades, y en especial a los técnicos, conocer datos reales, precisos e instantáneos sobre detalles como la cantidad de colectivos circulando, la frecuencia de las unidades de transporte de cada empresa, el kilometraje recorrido y el número de pasajeros transportados por viaje. Con estos datos, no solo podría haber una diferencia en las tarifas que abonan los usuarios, sino también un reajuste en el subsidio al boleto que es financiado por el Estado paraguayo a costa de los impuestos. Es una realidad innegable que el pasajero está harto del servicio de buses metropolitano y necesita que haya una mayor intervención del Estado para garantizar una mejoría en el sistema. Eso implica que, a la par de un mayor combate a la informalidad en este ámbito, el usuario termine pagando un precio justo por cada viaje.El ministro Arnoldo Wiens no debe hacer a menos este malhumor que va creciendo en la gente y debe garantizar que este proyecto será terminado en tiempo y forma, estando operativo ya para el inicio del billetaje electrónico en un 100% el próximo 23 de octubre. Si no se acaba el amiguismo con los transportistas y no existe un mayor control sobre sus operaciones, las penurias diarias de los pasajeros no solo seguirán, sino que se agudizarán.

Fuente -> http://www.ultimahora.com