¿Qué es la conducción de calor?

0
38

En segundo lugar, entran en juego el grosor y longitud de los cuerpos (su sección transversal y longitudinal): por lo general, un cuerpo constituido del mismo material que otro de mayor grosor, se calentará más fácilmente que este último. O sea, requerirá de menos cantidad de energía para calentarse. Y en tercer lugar, influye notablemente el tipo de material del que cada cuerpo está compuesto. Por eso, el plato o la olla se calientan más fácilmente que un filete de pollo. Cada material posee un coeficiente de conducción del calor que, cuanto más alto es, mayor facilidad para calentarse indica que tiene el material.

Así, el coeficiente de conducción del calor en la plata es de 100 y otros metales, como el cobre, suelen tener igualmente un coeficiente alto, lo que los convierte en buenos conductores del calor. La grasa, la carne, la madera o el corcho, poseen coeficientes mucho más bajos (por debajo, incluso, de la unidad), siendo malos conductores e incluso buenos aislantes. De hecho, es uno de los motivos por los que los seres humanos y los animales conseguimos mantener una cantidad determinada de calor en nuestro cuerpo. El aire, como colofón, tiene un coeficiente de 0,006, por lo que es un aislante excepcional.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es