¿Qué efectos secundarios tiene la falta de vitamina D?

0
25

Texto: Mar Aguilar / Producción: Adriana Toca

La vitamina D es imprescindible para nuestro organismo ya que nos ayuda a absorber y retener tanto el calcio como el fósforo, ambos básicos para construir y mantener en perfecto estado los huesos. Y no solo esto y es que los últimos estudios sobre vitamina D realizados apuntan a que podría ayudar a reducir el crecimiento de las células cancerígenas y la inflamación y a controlar las infecciones. Además, se ha visto que muchos de nuestros órganos y tejidos poseen receptores de vitamina D, lo cual parece indicar que esta tiene otras funciones importantes además de velar por la salud ósea.

La vitamina D es a la vez una hormona que nuestro cuerpo produce y un nutriente que podemos ingerir a través de determinados alimentos y suplementos. Como la vitamina E, la A, la K1 y la K2, la D es soluble en grasa (liposoluble).

Aunque, como hemos comentado, se puede ingerir, la mejor manera de darle a nuestro organismo la vitamina D que necesita es exponiéndonos al sol. De manera general, los expertos recomiendan exponer a la luz del sol el rostro y las manos tres veces por semana durante 15 minutos aproximadamente cada vez.

Existen ciertos alimentos que poseen naturalmente vitamina D. Son pocos y entre ellos destacamos el hígado de ternera y pollo, el aguacate, el germen de trigo, las setas, el marisco, el pescado azul, los lácteos y los huevos.

Los suplementos de vitamina D son finalmente la última opción para incorporar esta vitamina a nuestro organismo. Decimos última opción porque no es recomendable que los tomemos por nuestra cuenta y riesgo sino tras la analítica pertinente y por prescripción del médico.

¿Qué puede ocurrir si te falta vitamina D?

La escuela de salud pública de la Universidad de Harvard, Harvard T.H. Chan School of Public Health, cita estos seis efectos secundarios relacionados con el déficit de vitamina D:

1. Dolor óseo

La falta de vitamina D puede provocar osteomalacia, una patología que produce inflamación y dolor óseo.

2. Mayor riesgo de diabetes tipo 2

Esto se debe a que la vitamina D ayuda a regular la cantidad de insulina del cuerpo.

3. Mayor facilidad para enfermar

Sin la cantidad adecuada de vitamina D, el sistema inmune puede debilitarse y, por tanto, no protegerte adecuadamente frente a ciertas enfermedades.

4. Más cansancio

Sufrir fatiga crónica y dificultad para dormir son efectos muy típicos de la falta de vitamina D.

5. Disminución de la fertilidad tanto femenina como masculina

Según estudios recientes, la vitamina D interviene positivamente en la salud reproductiva.

6. Mayor posibilidad de caer en una depresión

Investigaciones recientes sugieren un vínculo entre niveles insuficientes de vitamina D y depresión.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es