Procesan a un hombre por extorsión, extorsión agravada y coacción

0
100

La fiscal antisecuestro Zunilda Ocampos Marín presentó imputación contra Reinaldo Pereira Da Silva González (41) por los supuestos hechos punibles de extorsión, extorsión agravada y coacción. El hombre habría exigido fuertes sumas de dinero en dólares a dos empresarios brasileños, durante más de 2 meses, supuestamente para no secuestrar a sus familiares o incluso matarlos. Sin embargo, mediante una investigación conjunta entre el Ministerio Público y el Departamento Antisecuestro de la Policía Nacional se logró la detención del presunto criminal, quien se encuentra privado de su libertad con pedido de prisión preventiva. 

La denuncia fue radicada por el empresario Alí Do Amaral Pedrozo, propietario de la firma “Nety”, con sede en la ciudad de Salto del Guairá. El citado, quien reside en Ciudad del Este, declaró que durante 2 meses venía siendo constreñido gravemente, a través de amenazas de muerte y de secuestro, tanto de él y de su esposa e hijos. El presunto criminal le exigía la suma de 50 mil dólares americanos supuestamente para no consumar los hechos. Asimismo, el presunto extorsionador pidió la suma de 5 mil dólares al socio comercial de Alí, el también brasileño Diego Aparecido Batista. Éste incluso, por temor, huyó del Paraguay y se refugió en su país. 

Las amenazas y extorsiones se realizaban a través de diferentes líneas telefónicas, mediante llamadas y mensajes de Whatsapp. Inclusive, el supuesto criminal enviaba fotografías de armas de fuego a la víctima para amedrentarle y advertirle que secuestraría a sus hijos que viven en Foz de Yguazú. En otra oportunidad, el supuesto delincuente envió una foto de un proyectil 5.56 de fusil con el cual amenazó con asesinar a Diego Aparecido. 

Refieren los datos, que el 8 de agosto último, a las 15:30 horas aproximadamente, Alí Do Amaral entregó, a pedido de su socio Diego Aparecido, la suma de 5 mil dólares a Pereira Da Silva, quien en ese momento decía que mantenía presuntamente contacto con la gavilla de extorsionadores. 

No obstante, tras la denuncia, la Fiscalía y la Policía iniciaron las pesquisas hasta que finalmente este 8 de octubre pudieron comprobar que Pereira Da Silva era el extorsionador y procedieron a su detención en la avenida Paraguay de la ciudad de Salto del Guairá. De su poder se requisó un teléfono celular, con sim card, que se utilizó para las llamadas y mensajes extorsivas. El trasfondo del hecho sería una disputa comercial y el objetivo sería que los brasileños cierren su empresa en la capital del Canindeyú, según los datos que manejan los investigadores. 

Finalmente, la fiscal Zunilda Ocampos dispuso el procesamiento del detenido y al mismo tiempo solicitó su encarcelamiento. Igualmente, pidió 4 meses de plazo para la investigación y la presentación del requerimiento conclusivo. La magistrada Nilda Estela Cáceres, titular del Juzgado Penal de Garantías número 8, tiene a su cargo el caso.

//

//

Fuente -> http://www.noticde.com/