Procesan a criminales que apalearon a su víctima hasta acabar con su vida

0
33

Sergio Irán Villalba, fiscal que investiga el caso e imputó a los presuntos autores. Tienen pedido de prisión preventiva.

Dos presuntos criminales que acabaron a golpes con la vida de un vecino del km 12, a 8.000 metros de la Ruta PY02, fueron imputados por el fiscal Sergio Irán Villalba, luego que los sujetos fueron detenidos por agentes policiales. Se trata de Fermín González Caballero, de 39 años, y Jorge Báez Lomaquis, de 42, ambos domiciliados en inmediaciones del lugar del hecho, sin conocerse antecedentes que habrían ocasionado el brutal ataque ocurrido el 20 de marzo último.

La víctima está identificada como Sixto Gayoso Garcete, mayor de edad, quien se hallaba en la casa de su vecina Teresa Segovia Venialgo, cuando llegaron los dos ahora procesados y utilizando un pedazo de madera lo golpearon hasta dejarlo tendido en el piso en estado de inconsciencia a raíz de sucesivos ataques que le produjeron cortes en la cabeza y hematomas en todo el cuerpo.

El agredido fue asistido en un centro asistencial público donde fue sometido a varias cirugías, falleciendo el 3 de abril en el Pabellón de Traumas del Hospital Regional. Los autores del brutal ataque fueron reconocidos por la dueña de casa, quien declaró en carácter de testigo junto a otras personas que ayudaron en su momento a la asistencia médica de la víctima. En la carpeta de investigación fiscal, obra el historial clínico, donde constan todos los tratamientos recibidos y utilizados como elementos fácticos para fundar la imputación.

Los dos sospechados lograron escapar, pero fueron atrapados por las fuerzas del orden en razón a un oficio firmado por el fiscal de la causa, con orden de detención para los mismos, que la semana pasada fue cumplida y presentados ante el ente investigador. Allí, ambos se abstuvieron de prestar declaración indagatoria, pero fueron procesados en base a las previsiones del artículo 105 en su inciso 1° del Código Penal.

En su requerimiento, solicitó al órgano jurisdiccional decretar la prisión preventiva de los encausados, atendiendo básicamente en que la tipificación penal los expone a la pena máxima establecida en el mismo cuerpo legal, en carácter de autores del hecho punible de homicidio doloso. La posibilidad del peligro de fuga y obstrucción a la investigación fueron puestos a consideración del juzgado, que deberá resolver a la petición de la Fiscalía en torno al pedido de prisión.

Fuente -> http://www.laclave.com.py