Problema judicial de Amarilla repercute en el manejo de la comuna de O’Leary

0
48

El proceso judicial que pesa sobre Francisco Amarilla, intendente de Juan E. O’Leary, está tomando ribetes que tienden a afectar a los funcionarios, proveedores y la ciudadanía local. En teoría, existen dos jefes comunales en el distrito, pues el colorado Everaldo Acosta fue elegido por siete miembros de la Junta Municipal como sucesor de Amarilla.

Pobladores denunciaron que Amarilla estuvo repartiendo juguetes, pese a la prohibición judicial. Debe estar a, al menos, 50 km de la víctima que reside en O’Leary.

El imputado jefe comunal
dijo que no existen causales para sacarlo del cargo y que sigue cumpliendo
funciones administrativas dentro de la comuna. Aseguró que no existen causales
para desvincularlo del cargo, pues no existe una condena en el caso que se le
sigue, por abuso sexual en niños.

Sin embargo, Everaldo
Acosta explicó que en cinco ocasiones fueron con otros miembros de la Junta
Municipal a la comuna y nunca encontraron a Amarilla en su despacho, por lo que
resolvieron llamar a una sesión extraordinaria para decidir el tema y con el
voto de seis colorados y un liberal fue elegido como intendente de la ciudad.

Pero los seguidores de Amarilla se atrincheraron dentro y fuera de la comuna para impedir que el concejal asuma como ejecutivo municipal. Al respecto, el destituido intendente recurrió al Tribunal Electoral del Alto Paraná, pero tuvo un revés y por ello fue al Tribunal Superior de Justicia Electoral, donde se espera una definición.

Francisco Amarilla y su equipo siguen en la comuna y cuenta con el respaldo del diputado Manuel Trinidad.

Mientras, la
administración municipal no funciona, no se cumple con los funcionarios,
proveedores y la comunidad. Ayer, Amarilla y su equipo estuvo en el
polideportivo municipal entregando regalos a los niños por el día de Reyes. Este
hecho fue cuestionado por los abogados de la querella, pues la resolución de la
jueza de la niñez reza que Amarilla debe estar a al menos 50 km de la zona
donde reside la víctima.

LLAMATIVO CAMBIO

Para la querella, la designación
de la fiscal Carolina Rosa Gadea para investigar el caso por abuso sexual en niños
que se le sigue a Amarilla es muy llamativo, porque lo que correspondía es que,
si el fiscal Demetrio Bareiro fue recusado, la causa sea enviada al fiscal que le
sigue en turno en la unidad zonal de Yguazú, es decir, al fiscal Miguel
Alvarenga.

La recusación del fiscal
que imputó a Francisco Amarilla por abuso sexual en niños fue porque muchas
informaciones fueron filtradas desde el despacho del investigador del caso,
según el escrito presentado y que tuvieron eco favorable, con lo que el
expediente fue remitido a Ciudad del Este.

Los querellantes temen que
existan influencias políticas que puedan torcer alguna decisión en el caso,
pues el imputado es del equipo político del diputado Manuel Trinidad, quien fue
fiscal y magistrado y tiene sus influencias en esos ámbitos.

Fuente -> http://www.laclave.com.py