Preocupan condiciones de las farmacéuticas productoras de las vacunas antiCOVID – Nacionales

0
29

Las empresas productoras de las vacunas Pfizer y Moderna exigen para la provisión una serie de cuestiones legales que impiden el control ciudadano sobre el contrato y también acciones legales a nivel local ante efectos colaterales, según explicó el senador Jorge Querey. En ese contexto, la semana pasada se aprobó en la Cámara Alta un proyecto que otorgará permisos relacionados a la confidencialidad y varios puntos. Ahora, los parlamentarios buscan incluir algunos cambios que ayuden a resguardar los intereses nacionales.

08 de enero de 2021 – 12:53

El senador Jorge Querey explicó que la semana pasada se aprobó en general una nueva ley en el Senado que implica una serie de cuestiones relacionadas a las compras de las vacunas contra el COVID-19.

Querey indicó que entre los aspectos más resaltantes previstos en ese proyecto, que fue impulsado por el Gobierno para apresurar la compra de las vacunas, se prevé por ejemplo la confidencialidad del contrato, la condición de llevar a cabo demandas solo ante organismos internacionales y no locales y, además, se exime de toda responsabilidad a las farmacéuticas y hay inmunidad patrimonial en cuanto a efectos colaterales que pudieran ocurrir.

“A partir de eso surgen muchas dudas, porque firmar un contrato multimillonario para adquisición de vacunas, sin tener ninguna posibilidad de control, es una situación preocupante cuando menos”, añadió.

Nota relacionada: Senado aprueba en general la nueva ley de vacunas anticovid

Aclaró que son los fabricantes de las vacunas Pfizer y Moderna los que ponen esas condiciones para poder proveerlas y admitió que, a pesar de ello, muchos países están firmando los contratos.

En ese sentido, resaltó que en la Unión Europea ahora están saltando muchos problemas debido justamente a la firma de ese contrato y también a los altos precios de las vacunas.

“Hay una batalla mundial sobre este tema, porque en la Unión Europea se está dando un lío tremendo porque escapa a la posibilidad de control”, agregó.

Sobre los precios, señaló que la mayoría de las investigaciones tuvieron financiamiento del Gobierno y de fundaciones, por lo cual ahora el Parlamento europeo cuestiona los altos costos a los cuales se venden las vacunas y los extremos resguardos jurídicos.

El senador Querey recordó que el proyecto aprobado el miércoles pasado ahora debe ser analizado punto por punto y ellos buscan incluir algunos aspectos para mejorar los mecanismos de control.

“Es tremendo, porque hay el dilema de aceptar o no tener las vacunas. El resto de estas vacunas no tienen esas exigencias (solo Pfizer y Moderna). El Estado y la ciudadanía deberían tener algún mecanismo de control; no es posible cerrar acuerdos secretos con estas cosas, porque es dinero público el que se usa”, agregó.

Finalmente, contó que están intentando incluir la posibilidad de que el contralor general de la República participe de las negociaciones para velar por los intereses del Estado e implementar otras herramientas de control.

Lea también: Plantean nueva ley para apresurar compras de vacunas antiCOVID

Proyecto de Ley impulsado por el Poder Ejecutivo para apurar la compra de vacunas, a la cual hace referencia Querey.

La semana pasada, en sesión extraordinaria, la Cámara de Senadores aprobó en general esta nueva ley de vacunas antiCOVID.

La nueva normativa “que declara de interés público la investigación, desarrollo, fabricación y adquisición de vacunas contra el COVID-19″ fue presentada y defendida ayer por el ministro Julio Mazzoleni ante la Comisión Permanente del Congreso.

El Ejecutivo busca realizar compras directas para traer las dosis antes de lo previsto por el Mecanismo Covax.

Fuente -> http://www.abc.com.py