¿Por qué los planetas son redondos?

0
45

La gravedad de un planeta atrae por igual desde todos los lados. La gravedad tira del centro hacia los bordes como los radios de una rueda de bicicleta. Esto hace que la forma general de un planeta sea una esfera, que es un círculo tridimensional.

Según el modelo más ampliamente aceptado de formación de estrellas y planetas, también conocido como hipótesis nebular, nuestro sistema solar comenzó como una nube de polvo y gas en remolino (es decir, una nebulosa). Según esta teoría, hace unos 4.570 millones de años, sucedió algo que provocó el colapso de la nube. Esto podría haber sido el resultado del paso de una estrella u ondas de choque de una supernova, pero el resultado final fue un colapso gravitacional en el centro de la nube.

Debido a este colapso, las bolsas de polvo y gas comenzaron a acumularse en regiones más densas. A medida que las regiones más densas atrajeron más materia, la conservación del impulso hizo que comenzaran a rotar, mientras que el aumento de la presión hizo que se calentaran. La mayor parte del material terminó en una bola en el centro que formó el Sol, mientras que el resto de la materia se aplanó formando un disco que lo rodeaba, es decir, un disco protoplanetario.

Los planetas se formaron por acreción de este disco, donde el polvo y el gas se fusionaron para formar cuerpos cada vez más grandes.

De acuerdo con la Resolución 5A, la definición de planeta es: Un “planeta” es un cuerpo celeste que:

(a) está en órbita alrededor del Sol,

(b) tiene suficiente masa para que su autogravedad supere las fuerzas rígidas del cuerpo de modo que asuma una forma de equilibrio hidrostático (casi redonda) y

(c) ha despejado la vecindad alrededor de su órbita.

Un “planeta enano” es un cuerpo celeste que

(a) está en órbita alrededor del Sol,

(b) tiene suficiente masa para que su autogravedad supere las fuerzas rígidas del cuerpo, de modo que asume una forma de equilibrio hidrostático (casi redonda),

(c) no ha despejado la vecindad alrededor de su órbita, y

(d) no es un satélite.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es