Por desabastecimiento de agua, IPS canceló cirugías en Hospital Central

0
19

Como medida sanitaria, tras un corte del suministro del agua cargada de arena, el IPS decidió postergar por unas horas las intervenciones de ayer, mientras los funcionarios de mantenimiento se encargaban de filtrar adecuadamente el agua potable para su uso en los quirófanos. La decisión se tomó de manera anticipada. En la víspera, a las 10:00, se retomaron algunas de las cirugías. Otras tuvieron que reprogramarse para la semana. “El tema es que se suspendieron las cirugías porque normalmente cuando vuelve la provisión del agua trae arena y ante eso se tienen que limpiar primero todas las tuberías y posteriormente recién el agua está utilizable para estos procesos hospitalarios”, explicó el doctor Óscar Franco, director médico del Hospital Central. “Es un problema externo. Nosotros dependemos del agua proveída por Essap. En el hospital no disponemos de pozo artesiano y el agua viene de la Essap, la depositamos en unos tanques”, señaló el director médico. El doctor Óscar Franco estimó que son pocas las operaciones que tuvieron que reprogramarse, tras la cancelación anticipada. No dio cifras porque estima que en la semana se lograrán concretar las cirugías. La emergencia sanitaria por el coronavirus (Covid-19) incidió en la suspensión de las intervenciones quirúrgicas programadas desde el pasado marzo. A la fecha, persisten solo las cirugías oncológicas, las de urgencias y las impostergables. Diariamente, están agendadas un promedio de 35 operaciones. Muchos asegurados, algunos de ellos ya internados, tuvieron que resignarse a la reprogramación de su cirugía. La escasez de agua no solo afecta para el lavado de manos en plena pandemia, sino que ya incide en la suspensión de servicios médicos. El Hospital Central no cuenta con un pozo artesiano, depende exclusivamente del servicio de Essap, por lo que como medida preventiva tuvo que determinar la reprogramación de las operaciones. IMPACTO DE LA PANDEMIA. El doctor Franco comentó que durante la pandemia detectaron casos de pacientes graves, que si accedían a las cirugías programadas se podrían haber evitado las complicaciones, por lo que este tipo de eventos se incluyen en una nueva categoría denominada: las cirugías impostergables. Los médicos estudian cada caso y se encargan de ingresar a los pacientes en la lista de espera de las impostergables. “Estaban ingresando pacientes con complicaciones que podrían haberse prevenido con cirugías, esas se están haciendo también. Fueron incluyéndose otras, sin embargo, sigue habiendo algunos procedimientos que no se están realizando porque no entran en la categoría de impostergables”. Aún no hay fecha para retomar las cirugías programadas, admitió el director médico, al afirmar que todo depende de cómo avance la pandemia en el país. Essap echa la culpa a la sequíaDesde la Essap se informó que debido a que se registró el pasado miércoles mucho lodo y algas en la toma de agua cruda, se resintió el servicio. Ayer, la provisión del agua seguía siendo irregular en algunos barrios. La Essap presenta una serie de deficiencias en el servicio en plena pandemia, asociadas a la histórica bajante del río Paraguay. La escasez de agua es una situación que se arrastra hace meses en algunas zonas del área metropolitana.

Fuente -> http://www.ultimahora.com