Policía confirma autosecuestro de joven desaparecido ayer – Nacionales

0
55

La Policía Nacional informó sobre la aparición de Christian Arturo Bordón Cabrera (24), supuestamente secuestrado desde ayer, según una denuncia de su hermana. Agentes de la comisaría 8ª de Capiatá confirmaron que se trató de un autosecuestro ideado por el propio joven, que se encontraba en el domicilio de su amigo en Areguá.

Agentes del Departamento de Antisecuestro de la Policía Nacional ubicaron a Christian Arturo Bordón Cabrera en la compañía Pindolo, de la ciudad de Areguá, donde fue hallado durmiendo con aparentes efectos de alguna sustancia. El operativo fue en conjunto con la Unidad fiscal a cargo del abogado Federico Delfino.

Lea más: Investigan supuesto secuestro de un joven en Capiatá, que genera sospechas

Según informó a ABC Color el comisario Milciades Vega, subjefe de la comisaría 8va. de Capiatá, de esta manera se confirma el caso de autosecuestro que ya se sospechaba desde ayer, ya que el joven se encontraba en la casa de un amigo suyo, identificado hasta el momento como Adolfo, quien fue el que avisó sobre lo ocurrido luego, según su declaración, de haberse enterado a través de los medios de comunicación sobre su supuesta desaparición, que fue denunciada ayer en horas de la tarde por su hermana, Rufina Jara.

El caso resultó llamativo desde el principio para los agentes policiales, ya que su propia hermana había declarado que el joven estaría involucrado en las drogas.

“Mi hermano es un muchacho que ahora mismo no está trabajando. Nosotros sospechamos que él está consumiendo drogas y que sería un autosecuestro. No descartamos que tenga amigos que le agarraron, porque mi hermano dijo que él recibía amenazas”, señaló la mujer esta mañana en diálogo con ABC Cardinal.

Lea también: “Sería un autosecuestro, pero no descartamos que tenga amigos que le agarraron”

Rufina denunció el hecho luego de recibir un mensaje de texto alrededor de las 17:15 del lunes, en que le exigían como rescate la suma de G. 5.000.000 para no matar a su hermano e incluso amenazándola de que no denunciara el hecho ante la Policía, ya que los supuestos captores contaban con “influencias” y podrían enterarse de sus movimientos.

Hace apenas una semana, un caso similar cobró estado público, cuando una mujer que en principio fue denunciada como desaparecida, tras las indagaciones de los encargados se vio acorralada y luego se vio obligada a confesar que había planeado su propio secuestro para despojar al padre de su hijo de la suma de G. 25.000.000.

Lea más: Universitaria que simuló secuestro cayó en varias contradicciones

Fuente -> http://www.abc.com.py