¿Podría la radioactividad de las bombas nucleares hacer que llueva más?

0
49

Es bien sabido que durante las décadas de 1950 y 1960, en el entorno mundial tensionado por la Guerra Fría, países como Estados Unidos y la Unión Soviética realizaron pruebas con armas nucleares como una forma de demostrar su poder, las cuales dieron lugar, entre otras cosas, a la aparición de lluvia radioactiva sobre ciertas regiones. Las partículas cargadas emitidas durante la desintegración radiactiva tienen la capacidad de chocar contra los átomos y moléculas a su alrededor, dando lugar a nuevas partículas que poseen aún más carga. Y estas pueden engullir polvo, hollín, o gotas de agua que se encuentran en la atmósfera, provocando que lleguen a ser lo suficientemente gruesas como para caer al suelo en forma de lluvia. La lluvia radioactiva podía tener efectos muy nocivos en la atmósfera, los terrenos y sus habitantes, causando daños irrevocables. Sin embargo, uno de los efectos inesperados de estas pruebas podría haber ido más allá, convirtiéndose en algo muy positivo.

Y es que parece que la radioactividad emitida por estas bombas nucleares habría provocado un aumento de las lluvias, no solamente en aquellos lugares donde se llevaban a cabo dichas pruebas, sino llegando también a provocar mayores precipitaciones en zonas situadas a miles de kilómetros. A pesar de que las pruebas se realizaron en lugares remotos, como el desierto de Nevada de los Estados Unidos, o en algunas islas del Pacífico y el Ártico, la polución con carga radioactiva se propaga con mucha facilidad por la atmósfera. Y, a su vez, la radiactividad ioniza el aire, liberando carga eléctrica.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es