Planta móvil de la Essap resultó ser un fiasco para pobladores de San Ber – Nacionales

0
34

La planta de tratamiento móvil de la Essap resultó ser un fiasco para los pobladores de San Bernardino que deben soportar la falta de agua, presagiando un dramático verano. Responsables de la aguatera estatal anuncian un nuevo proyecto para solucionar el problema.

11 de agosto de 2020 – 01:00

SAN BERNARDINO, Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) inauguró el 29 de noviembre de 2019 una planta de tratamiento móvil con el fin de solucionar la problemática de falta de agua en esta ciudad, principalmente en la temporada estival, según había anunciado el presidente de la aguatera Natalicio Chase en el acto inaugural.

Chase afirmó que el equipamiento instalado en la zona conocida como Punta Arena, a orillas del lago Ypacaraí, permitiría ampliar, mejorar y garantizar el servicio continuo de agua potable en San Bernardino. Sin embargo, la escasez del vital líquido persiste incluso en la temporada invierno, según los lugareños.

Los afectados denunciaron que no cuentan con la provisión de agua potable durante la mayor parte del día y que cuando esta llega, solo es por unos pocos minutos, para luego volver a cortarse por tiempo indefinido. Expresaron que pese a los reclamos realizados no son escuchados.

Los pobladores afirmaron que a esto se suma presuntas sobrefacturaciones por el servicio a pesar que durante dos meses no se realizaron la lectura de los medidores y las facturas llegaron con montos altísimos. Los más afectados fueron los dueños de posadas y hoteles que desde el inicio de la pandemia se encuentran cerrados, se quejaron.

La habilitación de la planta móvil costó G. 6.500 millones. Estuvo a cargo de la Essap con apoyo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY).

La instalación se realizó en diez meses, aunque en principio estaba previsto que las obras culminarán en tres.

Nuevo proyecto

El gerente de la aguatera estatal, Carlos A. López, anunció que el presidente Essap, Natalicio Chase, se reunirá hoy con el intendente de San Bernardino Luis Aguilar (PLRA), así como representantes de organizaciones civiles y privadas, para presentar un proyecto en el que se encuentran trabajando, que tiene como objetivo evitar que falte agua potable durante la temporada veraniega en la zona.

López afirmó que la capacidad actual de la aguatera es de 400 metros cúbicos/hora, pero fuera de temporada solo se utiliza un promedio de 200 a 250 metros cúbicos/hora.

Fuente -> http://www.abc.com.py