Pescador muere ahogado en aguas del Lago Yguazú

0
29

Momento en que el cuerpo sin vida de Jonni Ramón Torales, fue rescatado del agua.

YGUAZÚ. Un pescador murió ahogado en aguas del arroyo Orlando, un canal que desemboca en el lago Yguazú, de este distrito del Alto Paraná. Su desaparición se produjo el sábado a las 04:00 cuando estaba pescando con otras dos personas. Desde un comienzo hubo sospechas de un presunto hecho de asesinato, fueron demorados los demás pescadores que estaban con la víctima y luego liberados nuevamente.

Tras una intensa búsqueda, el cuerpo fue encontrado ayer domingo aproximadamente a las 08:30 a orillas del mismo arroyo Orlando, pero en el segundo alcantarillado, cercanías del Lago Yguazú a unos 11 kilómetros de la Ruta Py02. La víctima está identificada como Jonni Ramón Torales, de 40 años, domiciliado en vida en el barrio Paz del Chaco de Juan León Mallorquín.

Según los primeros datos, el hombre estaba pescando desde el viernes a la noche con Luis Reinaldo Fretes López y Claudelino Cañete Ovando, ambos domiciliados también en Mallorquín. Los mismos refirieron que la víctima, alrededor de las 04:00 de la madrugada del sábado se sumergió al agua para desenredar el hilo de pescar y que no volvió a salir.

DEMORADOS

Debido a sospechas de un asesinato y por ser los últimos en acompañar a la víctima ambas personas fueron demoradas por agentes de la subcomisaría 16 de la colonia Santo Domingo. Además, Claudelino Cañete contaba con orden de captura por tentativa de abigeato. Posteriormente, por instrucciones del fiscal de turno Zonal Yguazú Demetrio Bareiro uno de ellos fue liberado y el otro quedó a disposición del Juzgado de la causa.

CUERPO PRESENTA HERIDAS

Para el levantamiento del cadáver se hizo presente en el lugar, el fiscal de turno, Demetrio Bareiro y el médico forense Dr. Hugo Walter Cuenca, el médico inspeccionó el cuerpo y diagnosticó como probable causa de muerte asfixia mecánica por sumersión (ahogamiento), pero también presentaba herida de 4 cm de longitud en región parietal lado derecho en marcación leve, en el cuello anterior y lateral, ambos lados. Además de putrefacción importante de la cabeza que no coincide con el resto del cuerpo, acrecentando aún más de que el hombre fue sumergido al agua a la fuerza. El cuerpo fue entregado a su esposa Lourdes Benítez y prosigue la investigación referente al caso.

Fuente -> http://www.laclave.com.py