Perú, sumido de nuevo en grave crisis política – Mundo

0
25

LIMA (EFE). Este reciente cisma político es el último capítulo del ya irreconciliable y fratricida enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo, donde la oposición busca ahora dar, en plena pandemia y crisis económica, un golpe de efecto para desbancar a Vizcarra y hacerse con el poder, aunque sea de manera interina.

Pese a los rumores que desde hacía semanas circulaban sobre las intenciones de que el Congreso buscaría la destitución del presidente, nadie esperaba este movimiento tan extremo y desestabilizador cuando el país está sumido en controlar el coronavirus y reactivar su maltrecha economía.

El motivo para hacerlo fueron unas grabaciones secretas hechas al presidente que demostrarían, según la oposición, que mintió sobre sus vínculos con el cantante Richard “Swing”, al que se investiga por el dinero que recibió en contrataciones del Ministerio de Cultura desde que Vizcarra es presidente.

Incertidumbre

De momento, el juicio político abierto en el hemiciclo a Vizcarra parece que va camino al fracaso pero la incertidumbre se mantendrá hasta por lo menos el viernes, día en el que está programada la sesión del parlamento para debatir la continuidad del presidente.

A favor de Vizcarra está el aparente apoyo popular, pues la población se manifestó en contra del proceso de destitución con repetidos cacerolazos en barrios de Lima, nueva muestra de la gran simpatía que genera en sus enfrentamientos contra el Congreso, donde el Gobierno no tiene representación oficialista.

Además, la idea de “complot contra la democracia” lanzada Vizcarra para defenderse del ataque cobró fuerza al conocerse las llamadas que el presidente del Congreso, Manuel Merino, el principal beneficiado en caso de que la oposición logre su cometido, pues asumiría la jefatura del Estado, llamó en privado a las Fuerzas Armadas.

Pandemia

Pese a que el brote de coronavirus ya está en remisión a nivel nacional, Perú sigue registrando un centenar de muertes a diario.

En casos confirmados es el quinto país del mundo al acumular más de 722.000 contagios, lo que obliga a tener todavía a las fronteras cerradas y algunas actividades económicas suspendidas.

Economía

Fruto de las draconianas medidas tomadas para evitar que las consecuencias de la pandemia fuesen aún mucho mayores, ha venido una aguda crisis económica.

La recesión prevista del 12% coincide con el porcentaje del PIB que el Gobierno contempló invertir para amortiguar el golpe, lo que se traduce en unos US$ 26.000 millones en bonos para hogares vulnerables y avales a créditos para evitar el quiebre de empresas.

En el mercado laboral se estima que se llegaron a destruir hasta tres millones de empleos, lo que está todavía lejos de recuperarse, pues el 70% de los peruanos trabaja de manera informal, para vivir con lo que gana cada día.

Fuente -> http://www.abc.com.py