Pereira Mujica afirma que hartazgo en CDE es una “olla a presión que puede explotar”

0
34

Daniel Pereira Mujica, director general de la Municipalidad de CDE.

El director general de la Municipalidad de Ciudad del Este, Daniel Pereira Mujica, afirmó que la explosión social que se registra es como consecuencia de las inacciones y corrupción del Gobierno nacional. Apuntó que desde que empezó la pandemia, se siguió cruzando de forma ilegal el río Paraná desde el Brasil, lo que colaboró con el repunte en el número de casos del Covid-19 en la región. Refirió que no se invirtieron los USD 1.600 millones en equipar los hospitales y que los casos de corrupción en el Ministerio de Salud, blanqueamiento al clan Zacarías, y pacto entre el presidente Mario Abdo Benítez y Horacio Cartes, colaboraron con el hartazgo ciudadano. Afirmó que la situación actual es una “olla a presión que puede explotarnos en la cara”.

Según el análisis de Pereira Mujica, la revuelta social en la ciudad registrada el miércoles a la noche, al anunciarse el retrocedo a la fase cero de la cuarentena, fue por un cúmulo de falencias del Gobierno. Dijo que a esta región consideraron “zona de riesgo”, pero aun así, se siguió cruzando el río Paraná, gracias a la corrupción de la Marina, y otros funcionarios públicos. Indicó que esto también colaboró con el incremento de número de casos. Agregó que también fueron condimentos, el blanqueamiento al clan Zacarías, que está ligado al abrazo entre líderes del coloradismo, al referirse al pacto entre el presidente Mario Abdo Benítez y el expresidente, Horacio Cartes.

En contacto con radio La Clave, antes de la reunión realizada ayer en la Gobernación con autoridades locales y del Ministerio de Salud, desglosó varios motivos que llevaron a los esteños a rebelarse.

Al referirse a la quema de camiones, apuntó que existe un hartazgo de varios sectores, porque miles de camiones de productores, multinacionales, pueden pasar hacia el lado brasileño, pero los pequeños trabajadores no pueden hacerlo. Indicó que cuando los camiones de mediano porte pedían la misma libertad de trabajar, las autoridades de CDE tuvieron que pedir a Aduanas que se les permita “ganar el pan de cada día. Son 300 familias que dejan de generar circulante si no trabajan”.

Apuntó que es “una olla a presión, que si no dejamos respirar nos va a explotar por la cara”.

Asimismo, recordó que se aprobó USD 1600 millones para construir hospitales, dotarlos de equipos, inyectar capital para generar empleos, pero en cambio solamente se fraguaron hechos de corrupción en las compras del Ministerio de Salud.

Aseveró que durante una reunión en CDE, con el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, se habló de planes de reapertura paulatina del puente, “y sin embargo ahora nos vienen con esto de la fase cero. Fue algo que no esperábamos”.

Refirió que desde la Municipalidad se invirtió G. 3.500 millones en Salud, con la construcción del Pabellón de Contingencia en el Hospital Regional de CDE, y obras de empedrados por G. 50 millones para la inversión de capital, pero que no es suficiente para dar respuesta a las necesidades económicas de la zona.

Fuente -> http://www.laclave.com.py