Peatones son desplazados de las veredas por ocupaciones irregulares

0
37

Veredas ocupadas en su totalidad por mercaderías o utilizadas hasta para aparcamiento de rodados, mientras, transeúntes descienden hasta la calzada intentando esquivar al tránsito agitado. Este desorden es una cotidiana realidad que se vive en áreas concurridas de las ciudades, principalmente en Asunción. Los transeúntes además soportan la falta de paradas y la ocupación de franjas peatonales por automovilistas. ÚH hará una serie de reportajes para mostrar esa realidad.La Ordenanza Municipal de la capital Nº 217/12 establece que la franja de circulación peatonal segura tiene que: Tener como ancho mínimo 1,20 metros; estar pavimentada en su totalidad y libre de obstáculo, como vegetaciones, mobiliarios permanentes o temporales. Pero en zonas comerciales como el microcentro de Asunción, arterias en área del Mercado Municipal Nº 4, Avda. Eusebio Ayala, calle Estados Unidos y varios otros tramos y paseos centrales concurridos estas medidas no se cumplen y exponen al peligro a peatones. Si bien la Ordenanza 16/92 sí faculta exhibir mercaderías en la vereda se debe tener en cuenta la obligación de dejar espacio para el paso peatonal, según establece la normativa municipal. En las avenidas Silvio Pettirossi y comienzos de Eusebio Ayala, como también Rodríguez de Francia, los pasajeros se ven obligados a esperar los buses en plena calle. “En las veredas ya no hay lugar para esperar colectivo y no queda de otra que salir al costado de la calle. En días de lluvia es aún más difícil porque no hay refugios, debemos estar a la intemperie y atendiendo que no nos atropelle algún vehículo”, lamentó Luján Vera mientras esperaba colectivo sobre Pettirossi. INFRACCIONES. Desde agosto del 2020 hasta enero del 2021 se realizaron cerca de 1.000 notificaciones a vendedores callejeros, y de octubre hasta la fecha a 75 locales fijos. En su mayoría por constatar que no respetan el espacio para peatones, además de irregularidades en cuanto a documentaciones, comentó el director de Policía Municipal de Vigilancia, Ariel Andino. Las multas por estacionar sobre la vereda son de cuatro jornales (G. 337.360) como también en lugar prohibido sobre la calzada. Si se estaciona junto a rampas para personas con discapacidad, la sanción es de 11 jornales (G. 927.740). No respetar la medida y obstaculizar la franja peatonal figura como falta gravísima con una multa de 20 jornales (G. 1.686.800). También se exponen a decomisos. Nos arriesgamos esperando colectivo en la calle, en medio del peligro, porque ya no hay espacio en las veredas. Liza Yegros, E. Ayala c/ Gral . Aquino. Muchos comerciantes se regularizan de acuerdo con lo que declararon recién cuando ven a los fiscalizadores. Ariel Andino, Dir. Policía de Vigilancia.

Fuente -> http://www.ultimahora.com