“Pasé de la alfombra roja a hacer delivery en bicicleta en Manhattan”

0
11

Conocería los sabores de la fama y el éxito pero no se quedaría ahí. Christian quería seguir creciendo como actor y fue así que tras la gira realizada por ciudades estadounidenses presentando la película nacional, decidió arriesgarse en aquellas tierras, y casi como encarnando al protagonista del filme de Tana y Juan Carlos, se volvió un “buscador”, pero de más oportunidades. Realizó los trámites de documentación y buscó opciones de estudio así como un trabajo para mantenerse. Luego aplicó a una beca y hoy toma clases en la escuela de actuación HB Studio de Nueva York, donde incluso ya rodó su primer trabajo ante cámaras, con el cortometraje Alonte Together, presentado esta semana. Nueva perspectiva. “Una vez salís de tu país, el simple hecho de ser un inmigrante ya te cambia la perspectiva de todo, y especialmente viniendo de un país como el nuestro, donde la gran mayoría aún vivimos en una burbuja. Cuando llegué, empecé lavando platos en un restaurante y tenía que hacer delivery por uptown Manhattan en bicicleta. Literalmente, salí de la red carpet de Los Buscadores, me subí a un avión, me saqué el traje de gala y me puse un delantal”, comenta con orgullo Christian, añadiendo que cada experiencia le sirve para su carrera. “Todo suma en este proceso”, subraya, al tiempo de recordar que le tomó como un año conocer la ciudad y movilizarse sin ayuda y con tranquilidad. Explica que el proceso fue lento, pues primero buscó una clase de actuación que fuera en español y envió un video, porque las admisiones se hacen por audición. Fue aceptado y tras culminar el periodo le ofrecieron una beca. Desde Brooklyn, donde reside, Christian sigue trabajando en su profesión de nutricionista, atendiendo de forma virtual y realizando posteos en sus redes sociales. A la par toma clases de actuación dos veces por semana -una en español y otra en inglés- en la HB, por donde también pasaron estrellas como Robert De Niro y Whoopi Goldberg. “Mi rutina no es muy variada. Las mañanas son las más ocupadas entre la atención a pacientes, manejo de mi página y ejercicios para mis clases de actuación. Aunque me gustaría hacer más, entre las clases y el último proyecto audiovisual que hice, ya no me queda mucho tiempo”, comenta. Ante cámaras. El encarnaceno se muestra satisfecho con su primer trabajo ante cámaras, en EEUU, con el corto Alonte Together. El actor, quien fue contactado por un director que lo descubrió a través de Los Buscadores. “Fueron tres meses de rodaje y dirección de forma remota. La experiencia de estar detrás y frente a la cámara al mismo tiempo fue súper rica. Al principio fue difícil porque gran parte del proceso hice solo, con indicaciones del director del corto: Él desde Utah y yo desde New York. Después, por el camino, se fueron sumando muchos más profesionales desde diferentes partes del mundo”, explica el actor, agregando que la modalidad de grabación incluyó el montaje de equipos especializados en el domicilio. Ferreira aún no tiene fecha de retorno a nuestro país, por lo cual se encuentra abierto a nuevos proyectos, mientras sigue su especialización. “Me gustaría participar en todas las producciones que surjan y me den la posibilidad de crecer como actor. Me encantaría trabajar en una serie acá en Estados Unidos y, si se da la oportunidad, hacer algo para Netflix o HBO”, señala. Respecto a los jóvenes que aspiran formarse en el extranjero, el profesional considera que deben “prepararse bien” en nuestro país, conocer gente del medio e involucrarse en el mercado nacional para luego salir. “Es importante que tengan una mínima noción de lo que es el ambiente, y una vez tengan una base, les digo que salgan, conozcan y hagan lo que aspiran”, concreta.El actor Christian Ferreira comenta que tiene un particular temor a los cementerios. Y como si fuera una broma del destino, en los filmes en los que le ha tocado participar tuvo que enfrentarse a este miedo realizando escenas en camposantos. Y ahora volvió a ocurrir con Alonte Together, según nos relata.“La verdad que hay muchas anécdotas, pero la que más me llamó la atención fue otra vez el cementerio. Durante Los Buscadores me tocó hacer escenas en un cementerio y recuerdo que fue una de las escenas más difíciles de mi vida porque le tengo mucho temor al lugar. En este proyecto me volvió a tocar hacer escenas en un cementerio. Creo que es un miedo que tengo que trabajar”.

Fuente -> http://www.ultimahora.com