Pareja de diputados, investigada por supuesto enriquecimiento y lavado – Nacionales

0
34

Los diputados cartistas Justo Zacarías Irún y Rocío Abed forman parte del clan que hizo y deshizo durante años en el Alto Paraná. El exgobernador del décimo primer departamento está investigado junto a su hermano por supuesto lavado de dinero y desvíos en su gestión como gobernador (2013-17). Concejales lo denunciaron varias veces.

16 de octubre de 2020 – 01:00

El colorado cartista Justo Aricio Zacarías Irún, exgobernador y actual diputado por el Alto Paraná, forma parte del clan ZI que durante años hizo y deshizo a su antojo en el undécimo departamento.

“Lucho” ya había ocupado un escaño en la Cámara Baja y fue gobernador del Alto Paraná. Durante su paso por todos estos cargos públicos fue duramente cuestionado y denunciado en más de una oportunidad.

Rocío Abed, su esposa, es además su colega en la Cámara de Diputados, gracias a que asumió como suplente del abdista Ulises Quintana, preso y procesado por supuestos vínculos con el narcotráfico.

La pareja de legisladores es investigada por la Fiscalía por los supuestos hechos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, asociación criminal y otros ilícitos más.

La carpeta fiscal incluye al hermano del diputado, el senador cartista Javier Zacarías Irún, y la esposa de este, la exintendenta de Ciudad del Este, Sandra McLeod de Zacarías.

Millonarios préstamos

En su declaración jurada presentada en 2013, cuando asumió el cargo de gobernador del Alto Paraná, Zacarías Irún declaró un patrimonio de más de G. 6.440 millones.

Entre los puntos llamativos, aparecían supuestos préstamos millonarios realizados a personas varias. En el documento de 2013 “Lucho” Zacarías declaró cuentas a cobrar por G. 500 millones, aunque sin aclarar nombre de sus deudores.

En su declaración jurada del año 2014, el diputado asumía que Kao Chung Lee, uno de los dueños del Shopping París, le debía G. 300 millones.

El local comercial fue levantado en un predio de nueve hectáreas del municipio esteño que debía ser destinado a los mesiteros, pero que terminó siendo entregado a negocios particulares. El shopping fue beneficiado en numerosas oportunidades por la administración de la cuñada del diputado, Sandra McLeod, al frente de la municipalidad de Ciudad del Este.

Siendo gobernador del Alto Paraná, en 2017 inauguró el lujoso centro comercial, construido gracias al “clan Zacarías” en tierras públicas.

Otros G. 500 millones le debía su amigo Osvaldo Plabst, suegro del exdiputado colorado José María Ibáñez.

En sus declaraciones juradas también aparecen joyas por G. 200 millones y obras de arte por G. 300 millones. Entre su primera DD.JJ., en 2008, como diputado, y la DD.JJ. de 2014, su patrimonio subió 11%.

Afición por caballos costosos

En 2008, Justo Zacarías declaró ser propietario de una decena de caballos de salto hipismo por alrededor de G. 1.000 millones.

En 2014, dijo tener un total de 6 caballos y valoró cada uno en G. 135 millones.

Para 2014, “Lucho” declaró ingresos mensuales de más de G. 73 millones.

Curiosamente no hizo figurar entre sus egresos mensuales ni anuales pago de impuestos como el IVA o el Impuesto a la Renta Personal o el IDU.

Fuente -> http://www.abc.com.py