Papa Francisco divulga hoy su encíclica “Fratelli tutti” – Mundo

0
17

ASÍS, Italia (AFP). El papa Francisco firmó ayer en la ciudad italiana de Asís su nueva encíclica “Fratelli tutti” (hermanos todos), dedicada a la fraternidad, en su primera salida de Roma en siete meses por la pandemia.

04 de octubre de 2020 – 01:31

El texto será divulgado oficialmente hoy, día en que se festeja San Francisco de Asís.

El nuevo documento papal, que por primera vez se firma fuera de las murallas del Vaticano, deberá servir de guía espiritual para los católicos ante los inéditos momentos que padece la humanidad.

El papa latinoamericano, que ha estado prácticamente encerrado en el Vaticano desde que comenzó la crisis sanitaria, con algunas breves visitas a iglesias de Roma, celebró primero una misa en la austera cripta de la basílica donde se encuentra el sepulcro de San Francisco de Asís (1182-1226).

Antes de llegar a Asís, fuera de programa, el papa visitó el monasterio de la monjas clarisas, en Spello, y luego la basílica de Santa Clara, para orar en la tumba de la primera discípula de San Francisco, fundadora de la orden y la primera y única mujer en escribir una regla de vida religiosa.

Un gesto que resulta una suerte de respuesta a las críticas al título de la encíclica por parte de un grupo de teólogas que acusaron al papa de dejar de lado a más de la mitad de los miembros de la iglesia católica, es decir a las mujeres.

La tercera encíclica del papa es el fruto de una profunda reflexión tras la grave emergencia sanitaria que azota al planeta por el coronavirus.

“De esta crisis no podremos salir iguales que antes. En nuestras manos está salir mejores o peores”, reconoció el papa que al parecer elaboró buena parte de la encíclica, durante el largo confinamiento.

La pandemia nos ha mostrado “la gran desigualdad que reina en el mundo: la desigualdad de oportunidades, de bienes, de acceso a la salud y a la tecnología” , lamentó la semana pasada en un discurso ante la ONU

Francisco, cuyo último viaje se remonta al 23 de febrero para visitar Bari, una ciudad portuaria del sur de Italia, donde asistió a un encuentro internacional de obispos del Mediterráneo, ha tenido que abandonar el contacto con las multitudes que tanto aprecia.

Pasará a la historia la imagen dramática del pasado Viernes Santo cuando el jefe de la Iglesia Católica rezó solo ante la inmensa explanada de la plaza de San Pedro por el fin de la guerra contra un enemigo invisible.

Fuente -> http://www.abc.com.py