Organizaciones exigen que plantaciones estén a 200 metros de las escuelas

0
32

En el marco de la campaña “No fumiguen la educación/Anive pefumiga escuela” se lleva a cabo una petición de firmas, con el objetivo de hacer cumplir las leyes vigentes. Lo que se pretende lograr es que los monocultivos se retraigan a unos 200 metros de cada escuela con el fin de salvaguardar la salud de los niños, niñas y adolescentes. campaña1.jpg La petición espera recoger unas 20.000 firmas, cada una de ella va a estar representada por un metro de distancia entre escuelas y fumigación. Foto: Gentileza. “En la próxima vuelta a clases, si no hacemos algo, 8.621 estudiantes y 1.167 docentes se verán obligados a asistir en guardatóxicos en vez de sus uniformes”, refieren las organizaciones involucradas en la campaña. Le puede interesar: Niños y docentes de áreas agrícolas de Paraguay sufren efectos de fumigación La petición espera recoger unas 20.000 firmas, cada una de ella va a estar representada por un metro de distancia entre escuelas y fumigación. Para formar parte de esta solicitud se pueden sumar a la firma en el siguiente link http://bit.ly/NoFumiguenlaEducación. Estudio revela 99 escuelas en peligro Un estudio del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales del Paraguay (Inecip-Py) detectó que 99 escuelas están expuestas al peligro de las fumigaciones que no respetan la Ley 3742/09, arriesgando la vida de más de 8.600 niños, niñas y adolescentes y de más de 1.100 docentes. Javier Ramírez de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fanaes) refirió que las instituciones públicas responsables deben proteger a las escuelas, garantizar el derecho a la educación y a la salud y hacer cumplir las leyes vigentes desde su rol institucional. campaña2.jpg Un estudio del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales del Paraguay (Inecip-Py) detectó que 99 escuelas están expuestas al peligro de las fumigaciones. Foto: Gentileza. Por su parte, Melissa Giménez, de la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy) agregó que defienden el desarrollo sustentable dentro del estado de derecho, que prohíbe la fumigación cercana a las escuelas y que desean que se aplique la ley y que los cultivos se retraigan a 200 metros, para proteger a las escuelas en Paraguay. Antecedentes de casos Silvino Talavera Villasboa de 11 años, murió por una intoxicación en el 2003, tras ser rociado por pesticidas cerca de su casa en la compañía de Pirapey de la ciudad de Edelira, en el Departamento de Itapúa. Tras esto, los productores de soja, Hernán Schelender y Alfredo Laustenger, fueron condenados a dos años de prisión o a la sustitutiva de pagar una indemnización a la familia Talavera de G. 25 millones cada uno. El veredicto fue confirmado por el Tribunal de Alzada y finalmente la Corte Suprema de Justicia lo ratificó y dispuso su cumplimiento. Lea más: Condenados por la muerte de Silvino Talavera quedan libres Sin embargo, el juez de ejecución interino, César Daniel Delgadillo, decidió suspender la condena y aplicar medidas sustitutivas a la prisión, como la limpieza dos veces al mes de las instalaciones del Centro de Salud de Pirapey, donde vivía Silvino, reforestación de especies nativas del precio del Club Social de la misma localidad y adecuación de su producción sojera a lo establecido en la Ley 294/93 de impacto ambiental. campaña3.jpg Varias organizaciones están involucradas en la campaña. Foto: Gentileza. Otro caso es la muerte de las hermanas Adela y Adelaida Álvarez, de 6 meses y 3 años respectivamente, tras haber sido alcanzadas por una fumigación el 21 de julio de 2014 en el asentamiento Huber Duré, de la ciudad de Curuguaty, en el Departamento de Canindeyú. Nota relacionada: Recuerdan un año de la muerte de Adela y Adelaida en Huber Duré Los habitantes denunciaron que tras unos días de intensa fumigación en un sojal vecino, más de 30 personas fueron hospitalizadas con los mismos síntomas que presentaban las pequeñas (vómito, fiebre, mareo, dolor de cabeza y de estómago) y numerosos animales de granja murieron. Varias organizaciones involucradas En el marco del proyecto Alianza por el cumplimiento de las leyes ambientales nace la campaña “No fumiguen la educación”, implementada por Base Investigaciones Sociales (Base IS), la Organización de Mujeres Campesinas e Indígenas (Conamuri), la Organización de Lucha por la Tierra (OLT), la Federación Nacional Campesina (FNC) y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales del Paraguay (Inecip-PY), con el apoyo de Diakonia y la Unión Europea. A esta iniciativa se sumaron otras organizaciones como Callescuela, el Comité de Iglesias para Ayuda de Emergencia (Cipae), Vïa Campesina, la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), la Coordinación Nacional de Niños niñas y adolescentes trabajadores del Paraguay (Connats). Además la Organización de Trabajadores de la Educación Sindicato Nacional (Otep-SN), la Otep Auténtica , el Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj Py) y la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy), quienes conforman la articulación Anive pefumiga.

Fuente -> http://www.ultimahora.com