Noviembre azul: Hombres, atención con el cáncer de próstata – Bienestar

0
19

Noviembre azul es una campaña que organiza la Sociedad Paraguaya de Urología, cuyo presidente el doctor César Cabañas refiere que sirve para que los hombres tomen conciencia de lo importante que es descartar a tiempo un cáncer de próstata.

“El cáncer de próstata es el más frecuente del árbol uro-genital que incluye riñones, vegija y pene. Los factores de riesgo incluyen obesidad, consumo de comidas grasas, sedentarismo, tabaco, como en cualquier cáncer. Pero puede aparecer en un hombre delgado”, expuso el facultativo.

“Si los hombres no nos hacemos los controles el cáncer va avanzando y en poco tiempo se produce la metástasis, o diseminación, con el triste desenlace del paciente que muere en corto tiempo, luego de dos a cinco años”, lamentó.

El tratamiento del cáncer de próstata es eminentemente paliativo, es caro tanto en la parte privada como pública. El especialista trajo a colación que “en el 2018 se detectaron 1.400 casos nuevos. Si se llegara a tiempo esos pacientes no van a morir o van a morir menos de la mitad. Ahora tenemos una taza de mortalidad de 500 pacientes aproximadamente por año. Si se detecta más y se mueren menos pacientes ganamos la batalla cuando llegamos tempranamente. El paciente puede morir con su cáncer pero no muere de cáncer, ya que fallece por otras causas”.

Lo ideal, según señaló el urólogo es mantener una tasa de mortalidad baja y una taza de detección precoz alta en los nuevos casos. “El cáncer de próstata es más frecuente hoy que el de mamas inclusive. El de mama es causa de fallecimiento por año de cerca de 1.000 pacientes, y el de próstata 1.300 aproximadamente”.

Signos a tener en cuenta

El primer signo de alarma de un varón a los 45 años será el hecho de haber tenido mamá, papá, tío o abuelo con cáncer. Si uno no tiene antecedentes al llegar a los 50 años tiene que controlar la próstata. “Lo primero que el médico de familia o un clínico pedirá será un análisis de sangre PSA o PAS, que significa antígeno prostático específico por sus siglas en inglés”. Si se ve algo en el examen de sangre se deriva al paciente al especialista urólogo que hará el examen físico, la palpación, que es a lo que la gente le tiene miedo –por falsos prejuicios-“, considero el doctor Cabañas.

Los síntomas llamativos

Si usted tiene algún síntoma urinario, dificultad en la parte miccional por ejemplo, debe consultar con el especialista. “El hombre manifestará primero un trastorno urinario, después puede haber concomitantemente disfunciones sexuales, de erección o eyaculación”, remarcó.

El cáncer de próstata se trata

El doctor Cabañas dijo que el cáncer de próstata se trata tempranamente en todos los hospitales públicos, en el Instituto de Previsión Social, la red del Hospital nacional, Hospital militar, y de Policía así como el Hospital de Clínicas donde están entrenados para hacerlo.

“Cuando un paciente tiene un PSA por encima de 4 se hace biopsia, y se confirma. La cirugía es curativa pero, no obstante, el paciente seguirá sus controles posteriores habituales como requiere cualquier cáncer. Podemos hablar de curación completa cuando han pasado mínimo cinco años después de la cirugía”, ahondó el profesional.

¿Cuándo se ve más?

“El cáncer de próstata se ve con frecuencia en mayores de 50 años, mientras que en menores de 40 es muy raro, en mi carrera he visto uno y eso que tengo más de 40 años de recibido”, apuntó.

Hacerse el examen prostático en pandemia

Si bien ahora con el covid hay evitar la aglomeración los hombres deben agendarse para controlar la próstata. “El covid no tiene que ser una excusa, tomando todas las medidas de precaución el estudio comienza con un análisis de sangre, y no recomiendo retrasarlo porque durante la pandemia los casos no se detienen, y sería penoso encontrar la enfermedad ya avanzada. Hay que agendarse en turnos a 20 o 30 días, pero no por el covid aparecer en el hospital en octubre del año que viene”, subrayó.

También detalló que “cuando no se trata el cáncer de próstata es agresivo, porque al hallar la diseminación y metástasis en huesos, luego expectativa de vida es solo de dos a cinco años”.

La cirugía del cáncer puede traer aparejado otros dramas, el paciente suele quejarse de no tener erección y perder un poco de orina. “Por eso hay que discutir con el médico, es muy diferente tratar a un paciente joven que a uno de 65, 80 años. La cirugía es uno de los caminos para revertir la situación, sin embargo, también se recurre a radioterapia para evitar la impotencia o incontinencia que puede ocurrir en forma posterior a una cirugía”, amplió.

Si usted tiene 45 años y posee antecedentes de cáncer en su familia visite a su médico y pida un análisis de sangre PSA. Si no hay antecedentes a los 50 años es un buen momento para visitar al urólogo.

Fuente -> http://www.abc.com.py