Negociado en Gobernación: alimentos ni siquiera cuentan con las marcas

0
44

Pese a que las especificaciones técnicas exigen determinadas marcas de productos y en bolsas de 1 kilo, la Gobernación los compró en bolsas de 10 kilos.

Los mismos vicios de la administración de Justo Zacarías y Nelson Aguinagalde se siguen practicando en la Gobernación del Alto Paraná, con la gestión de Roberto González Vaesken. Los negociados en la institución son constantes y los funcionarios públicos no tienen reparos en lucrar, incluso, con alimentos para personas de escasos recursos.

El funcionario de la Unidad Operativa de Contrataciones (UOC), Luis Gallardo, direccionó una licitación por vía de la excepción para favorecer a la empresa MV Import- Export, pese a que esta no reúne los mínimos requisitos. La misma ni siquiera cumple con las especificaciones técnicas, ya que los productos adquiridos no tienen marcas y fueron comprados por bolsas de 10 kilos, cuando se exigía que los paquetes sean de un kilo.

Gallardo y el secretario de Obras, Miguel Restaino, serían quienes direccionan dichas licitaciones hacia amigos y supuestos prestanombres de los mismos. En la licitación por vía de la excepción para la adquisición de alimentos para cestas básicas para ollas populares de Alto Paraná se destinó más de G. 2.300 millones, pero la empresa adjudicada ni siquiera cumplió con las especificaciones técnicas, que exigían determinadas marcas específicas para los alimentos. Las provisiones fueron entregadas por la empresa en bolsas de 10 o más kilos, sin que estas cuenten ni siquiera con marcas.

Uno de los puntos que llama la atención es que, en los documentos figura que la dirección de la firma es: Av. Carlos A. López c/ Av. Eusebio Ayala, edificio Taijen, 3° piso, departamento 308, pero, según los datos proporcionados por la portería del edificio, el espacio está libre para ser alquilado. Además, la empresa figura a nombre de Maura Diamela Villalba, quien sería la mujer de un cercano al gobernador. Se sospecha que el verdadero dueño sería Gallardo, y que Villalba sería apenas una prestanombre.

En las especificaciones técnicas para la adjudicación de dicho contrato de provisión de alimentos, se requería que los productos como: arroz, yerba, sal, harina de trigo, azúcar, poroto, fideo, sean proveídos en paquetes de 1 kilo. Sin embargo, según las fotografías publicadas por la misma Gobernación, se observan fardos de varios kilos en los que se entregan los productos. Son los funcionarios de la Gobernación que deben empaquetar en bolsas de hule comunes de a 1 kilo, para entregar a las ollas populares y a las zonas de personas de escasos recursos.

En un video difundido por la Gobernación, se observa dicha práctica de empaquetamiento, sin que se conozca la marca ni la procedencia de los alimentos, al recordar que una de las principales exigencias es que las marcas sean paraguayas. 

Conforme con los datos proporcionados, la mencionada firma se dedicaba a trabajar con ropas, y no cuenta con la experiencia en provisión de insumos alimenticios. Esto al señalar que para proveer a una institución pública, se exige que ya haya proveído anteriormente a otras empresas de iguales servicios, por lo que exigen documentos como: certificado de cumplimiento de otros servicios prestados, lista de clientes, entre otros.

Fuente -> http://www.laclave.com.py