Mujeres reciben capacitación para generar ingresos económicos – Nacionales

0
30

La Asociación Mil Solidarios es una organización que trabaja desde hace 20 años en la educación de jóvenes y mujeres del Bañado Sur, fue fundada por el sacerdote jesuita Francisco de Paula Oliva (Pa’i Oliva).

La Lic. Soraya Bello dirige los proyectos sociales y nos comenta que no pararon en todo tiempo de pandemia. “Tenemos compañeras que trabajan con nosotros y viven en la comunidad y empezamos a ver la necesidad de generar ollas populares con la Coordinadora de la lucha por la Tierra, porque el hambre se les venía encima, en las primeras semanas de pandemia la gente ya se quedaba sin trabajo. Todo marzo, abril y mayo nos enfocamos en la protección alimentaria y después a finales de mayo y en junio empezamos con los talleres porque además disminuyeron las ayudas para las ollas, y las mujeres se quejaban de que no tenían trabajo, ya no sabían qué hacer y no tenían ya como darles de comer a sus hijos”.

Más precariedad y pobreza

Aumentó la precariedad y la pobreza en el Bañado Sur, nos cuenta Soraya Bello. “Hay muchísima precariedad, la gente no ha vuelto a sus puestos de trabajo; la mayoría se desempeñaba en el sector informal, muchas mujeres que trabajaban en el servicio doméstico no están trabajando y se agudiza aun más la pobreza. Durante todos estos años que vengo trabajando en el bañado nunca había visto esto del hambre, porque sea como sea siempre tuvieron gente que se movía y ganaban día a día en lo que sea, y ese día a día ya no ingresó al Bañado, entonces de verdad vimos el hambre, familias enteras que la única comida que tenían eran las de las ollas populares”.

Realmente es difícil la situación de las familias, afirma Soraya porque como institución no tienen todos los recursos para poder dar solución a todas las necesidades que hay.

“El servicio de psicología esta abarrotado por la violencia que hay dentro de las familias porque se les juntó todo y encima el hacinamiento que tienen. Tenemos con la abogada un montón de denuncias por la violencia familiar, agresión y abuso sexual. El área de trabajo social está con muchas labores principalmente gestionando el tema de los kits de alimentos. Tenemos más de 1.200 familias en lista, al principio pudimos repartir hasta 500 kits por semana, ahora repartimos 150 kits. Cubrimos las 1.200 familias en dos meses, la situación está muy difícil no tienen trabajo, no tienen qué comer y aumenta la violencia y los abusos sexuales”, explica Soraya.

Alguna salida laboral

Desde finales de mayo empezaron nuevamente con los proyectos de formación y capacitaciones específicas de empleo llevados a cabo por la diseñadora Jadiyi Yudis Yaluff, como elaboración de vinchas y moños creativos, decoración de guampas, bombillas y espejos, creación de bijoutería, que les permita generar alguna salida económica. El proyecto contempla la entrega de kits de materiales.

“No solamente ellas aprendían, sino que tienen la posibilidad de vender una vez elaborado sus productos”. Cada taller consta de cuatro clases prácticas y una quinta donde se les enseña a calcular el valor de costo de cada producto y el precio final al que se deben ofrecer asegurando que se recupere la inversión, teniendo en cuenta la mano de obra y obtengan ganancias justas. Los encuentros son realizados en los distintos barrios de la comunidad del Bañado Sur alrededor de las ollas populares, aplicando todas las medidas de higiene sugeridas por el Ministerio de Salud para evitar la propagación del covid-19. Mil Solidarios busca el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres mediante la constitución de una red para la participación comunitaria.

Fuente -> http://www.abc.com.py