Moto utilizada por bandidos para el millonario asalto era robada

0
21

La moto Kenton de color rojo, propiedad de Mariano Velázquez Morales, fue utilizada por los bandidos para el atraco.

Un ciudadano identificado como Mariano Velázquez Morales, de 41 años, que siguió las noticias sobre el millonario asalto registrado el lunes último, en perjuicio del administrador de la estación servicios Integral, Gustavo Espínola Maciel, de 49 años, a quien dos marginales a bordo de una moto despojaron de unos G. 80  millones, luego de interceptarlo sobre la Ruta PY02, acudió ayer a la comisaría 2ª del barrio Ciudad Nueva y reconoció plenamente su motocicleta Kenton, GTR 150 CC, de color rojo, que fue incautada por los investigadores.

El biciclo fue robado el sábado 19 de setiembre, alrededor de las 13:50, en una calle del barrio Che La Reina, jurisdicción de la comisaría 4ª, donde realizó la denuncia correspondiente. Velázquez Morales fue en la víspera hasta la sede policial y tras observar la moto, confirmó que se trataba de su pertenencia.

Los dos bandidos que asaltaron al funcionario de la estación de servicios Integral y se alzaron con G. 80 millones aún continúan prófugos, sin embargo, uno de ellos ya fue plenamente identificado como César Leonardo Ramírez Acuña, de 26 años, quien cuenta con arresto domiciliario por robo agravado. Posee además antecedentes penales por homicidio doloso en grado de tentativa año 2017.

APREHENDIDO

El único aprehendido en el caso es Francisco Ariel Olazar, de 27 años, quien fue detenido en el barrio Ciudad Nueva, en la fracción Lucerito, en cuyo poder los malvivientes dejaron la moto Kenton, GTR 150 CC, propiedad de Velázquez Morales.

EL ASALTO

El atraco ocurrió alrededor de las 07:00 del lunes, cuando la víctima iba al banco a depositar la suma de G. 80 millones. Los bandidos aprovecharon el semáforo en rojo y “apretaron” a la víctima intimándola a entregar el dinero. Luego se dieron a la fuga, y uno de los presuntos cómplices fue detenido. A partir de allí, agentes de Investigación de Delitos tomaron las riendas de la investigación y solicitaron el allanamiento de tres viviendas, todas en el barrio Ciudad Nueva y custodiaron las casas durante varias horas, hasta que finalmente el fiscal Luis Trinidad Colmán, se decidió en acompañarlos ya cuando estaba oscureciendo.

Esta demora molestó bastante a los policías, ya que tuvieron que esperar varias horas para que el fiscal cumpla con los trámites para disponer los allanamiento, incluso, dando oportunidad a los sospechosos de deshacer de las evidencias. Durante los procedimientos, los intervinientes se incautaron de varias evidencias relacionadas el caso, como ser prendas de vestir que los malvivientes vestían en el momento del atraco.

Fuente -> http://www.laclave.com.py