Morosidad frena a mipymes y les impide acceder a créditos con garantía del Fogapy – Nacionales

0
21

Las deudas con atrasos de 60 días y antecedentes en Informconf son los principales frenos para que el microempresario pueda acceder a créditos blandos con garantía Fogapy. A la fecha hay solo 14.225 beneficiarios.

16 de septiembre de 2020 – 19:32

Un sondeo realizado por la Asociación de Emprendedores del Paraguay (Asepy) reveló que alrededor del 80% de los microempresarios que rebotó en su intención de acceder a los créditos con aval del Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy) fue por atrasos en deudas contraídas anteriormente. Justamente, hay muchos negocios que no están operando por la falta de capital operativo y tampoco pueden asumir sus compromisos, por lo que dependían de este auxilio financiero para salvar sus emprendimientos y miles de empleos.

De acuerdo con el sondeo llevado a cabo por el citado gremio, el 45% no pudo acceder al préstamo con garantía del Fogapy por contar con deudas que tienen atrasos de 60 días, mientras que el 35% no accede porque tiene foja o antecedente moroso (Informconf).

Estos dos motivos fundamentalmente explican la baja ejecución del Fondo de Garantía del Paraguay (Fogapy), que llega al 57% de su capacidad y que benefició hasta el momento a unos 14.225 micro y pequeños emprendedores, cuando hay cerca de 100.000 solicitudes, reclaman desde la organización.

Otro de los motivos de rechazo de la solicitud de crédito por parte de los bancos es la actividad restringida todavía en algunos sectores, como el de la hotelería, turismo, eventos, comercio fronterizo y otros.

A raíz del impacto que sufrieron miles de compatriotas en sus ingresos, ya sea por pérdida de empleo, suspensión o cierre de sus negocios, se estima que 50.000 personas (físicas y jurídicas) ingresarían a la lista de morosos de Informconf.

Al respecto, los diputados resolvieron hoy postergar por una semana el tratamiento de la modificación a la ley de Informconf, que pretende frenar la discriminación laboral por uso indebido de información crediticia para contratación de personal. La polémica ley fue vetada parcialmente por el Poder Ejecutivo, luego la Cámara de Senadores dio nuevamente su acuerdo y ahora depende de la decisión de la Cámara Baja.

Fuente -> http://www.abc.com.py