MOPC reclamó G. 48.000 millones a Mota por multas y obras chapuceras – Nacionales

0
55

La empresa portuguesa Mota Engil debía devolver más de G. 48.000 millones al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), correspondientes a multas y obras chapuceras que ejecutó, en el marco del fracasado proyecto del metrobús, según se desprende de la liquidación final del contrato que elaboró la institución y a la que accedió ABC.

Sin embargo, dichos reclamos ya se definirán en instancias del arbitraje al que recurrió dicha constructora europea, que en este momento está en etapa de inicio y donde la compañía reclamó US$ 25 millones más al Estado paraguayo. La excontratista del MOPC pretende cobrar ese exorbitante monto por los “daños” que supuestamente le generó el fallido proyecto, pero en la liquidación final se evidencia que la cartera señaló importantes daños económicos que sucedieron por incumplimientos de la compañía.

En la mencionada liquidación, que Obras Públicas elaboró tras la rescisión del contrato que ocurrió en febrero último, se pueden notar reclamos monetarios que exigió la institución a su excontratista, como por ejemplo, para reparar los defectos que se detectaron en la malograda obra (ver facsímil).

Asimismo, en la liquidación se incluyeron millonarias multas que le aplicaron a Mota Engil, por la presentación inadecuada del diseño de ingeniería, por el incumplimiento de las metas parciales (retraso de obras), por una inadecuada presentación de los informes mensuales, además de una indemnización por la no culminación de las obras.

El total de estos reclamos sumaron G. 63.987 millones a favor del MOPC, pero como la empresa portuguesa tenía a su favor G. 15.908 millones, principalmente por certificados de obras ejecutadas, el monto que corresponde a Obras Públicas quedó en un poco más de G. 48.000 millones. De acuerdo con los datos, hasta octubre del año pasado Mota Engil seguía cobrando al MOPC “por obras realizadas” y hasta ese momento ya percibió US$ 30 millones del monto de su inflado contrato de US$ 72,7 millones. Incluso se le pagó para rehabilitar la vía que destrozó.

La traumática obra que hizo sufrir a la ciudadanía

Los trabajos de construcción del metrobús se iniciaron en enero de 2017, hasta su repentina interrupción a fines de octubre del año 2018, cuando la empresa contratista, Mota Engil, comunicó al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) la suspensión de los trabajos, alegando incumplimiento de pago.

La contratista llegó a avanzar menos de 35% de los 11,5 kilómetros previstos en el contrato, en la zona de obras de la ruta Mariscal Estigarribia. Los casi dos años de bloqueo de la vía para hacer la obra significaron cuantiosas pérdidas para más de 2.000 personas que perdieron empleos o redujeron sustancialmente sus ingresos. En la Fiscalía hay investigaciones abiertas sobre el caso, pero no hubo un solo imputado aún.

Fuente -> http://www.abc.com.py