Mitos y curiosidades del reino animal

0
38

Ciertos animales hibernan porque los suministros de alimentos escasean durante los meses de invierno. Al entrar en un sueño largo y profundo, evitan este período por completo, despertando cuando la comida se vuelve más abundante. 

Se cree que un compuesto en la sangre de los hibernadores conocido como HIT (activador de inducción de hibernación) les permite a los animales saber cuándo es el momento de prepararse para la hibernación. Los días más cortos, la disminución de los suministros de alimentos y las temperaturas más frías parecen influir en el HIT, aunque el mecanismo exacto sigue siendo un misterio. 

Los animales que hibernan tienden a comer una gran cantidad de alimento en otoño y acumular importantes reservas de grasa corporal. La grasa proporciona calor corporal adicional, así como la energía necesaria para cuando el animal despierte. Algunos animales también almacenan comida en sus guaridas para consumirla durante breves períodos de vigilia. La temperatura corporal de estos animales se desploma, y su respiración y frecuencia cardíaca disminuyen drásticamente. El efecto puede ser tan extremo que un animal en hibernación puede parecer muerto. 

Los osos se asocian más comúnmente con la hibernación, aunque no se les considera verdaderos hibernadores, porque su temperatura corporal no disminuye significativamente. En cambio, otros animales que sí hibernan son el ratón saltarín, el murciélago pardo, la marmota y ciertas especies de ardillas terrestres. 

Fuente -> https://www.muyinteresante.es