Militar irresponsable que contrajo Covid-19 ahora crea pánico en el km 9 Acaray

0
80

Pablo Osorio, militar.

El sargento Pablo Osorio, de la Tercera División de Infantería e infectado con el Covid-19, sigue causando roncha a su paso. Ahora vecinos del km 9 Acaray denunciaron que el irresponsable militar se pasea por dicha zona, sin utilizar tapabocas y lejos de cumplir la cuarentena en su domicilio.

Recordemos que este efectivo militar dio positivo al coronavirus, tras tener contacto con una mujer en un albergue de CDE, registrando posteriormente cuantiosas paradas y encuentros en Paraguarí, donde hasta hoy siguen buscando a los posibles infectados.

El 14 de mayo, Osorio llegó a Paraguarí para darle una sorpresa a su madre el día 15. En primer lugar, se encontró con un hombre que se dedica a la venta de piezas de motocicletas, quien a su vez viaja constantemente a Carapeguá y a Villeta por este negocio. Ya en fecha 15 de mayo, el militar participó de un almuerzo familiar por el Día de la Madre. Posteriormente, acudió a un velorio y a un rezo que duró tres días. No conforme con estas actividades, fue a un autoservicio a comprar bebidas para luego compartirlas en un partido de piquivóley.

El militar también fue al cumpleaños de una prima (enfermera) que vive en Roque González de Santa Cruz. La mujer fue hasta un cajero del BNF, que desafortunadamente no tenía dinero, por lo que decidió hacer este trámite en ventanilla, donde fue asistida por dos empleados. Esto a su vez obligó a cerrar la atención al público en esta sucursal, donde los funcionarios ya dieron negativo, pero siguen en cuarentena, mientras que la entidad ya reabrió sus puertas.

Las localidades de San Roque González y Carapeguá, del departamento de Paraguarí, permanecen en alerta por el paseo del militar. En total, hay al menos 20 infectados por culpa de Osorio, cuya identidad revelamos debido a su conducta irresponsable, al igual que el caso del joven que se fugó del albergue donde cumplía cuarentena, en CDE.

En tanto, el fiscal del caso, Darío Villagra, explicó que la carpeta de la denuncia es “contra personas innominadas”, identificándolo como “paciente cero”, al menos de momento, hasta tanto se determine si el militar en cuestión tenía conocimiento o no de haber contraído el virus antes de ir a todos los lugares que fue y las actividades que compartió.

“Se debe confirmar la fecha en que se sometió a la muestra y el momento en que fue confirmado su contagio”, expuso Villagra, indicando que a ese efecto, fueron solicitados datos e informes al Ministerio de Salud. También afirmó que solicitó informes a las Fuerzas Armadas para determinar dónde este militar estaba cumpliendo funciones antes de ir al albergue de Alto Paraná, donde contrajo el virus.

Fuente -> http://www.laclave.com.py