Más de 100 pacientes en terapia con respiración mecánica asistida

0
33

Al límite. Las unidades de Terapia Intensiva para Covid-19 en Asunción y Central están al tope. Hasta el lunes, 171 pacientes estaban recibiendo cuidados especiales por la gravedad de la enfermedad y 101 de estos recibían asistencia respiratoria mecánica, según informó el viceministro de Atención Integral de Salud, Julio Borba.En el sector privado, había 34 pacientes en terapia, pudiéndose derivar al sector público 6 pacientes. ‘‘Seguimos un tanto preocupados por la situación, considerando que los números de casos positivos siguen aumentando. Ayer (por el lunes) tuvimos un poco más de 900 positivos. Vemos esto con mucha preocupación atendiendo el excesivo relajamiento de la gente’’, manifestó. Explicó que siendo Central y Asunción focos de esta pandemia, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram) y el Hospital Nacional de Itauguá tienen mayor problema por la ocupación al límite de las camas. ‘‘El Nacional está al tope, más allá de que aya otros servicios que hacen de Backup como los hospitales de Limpio, Lambaré y Villa Elisa, la gente prefiere ir más a los hospitales de referencia’’, indicó. Sin precisar números, Borba aseguró que a diario el Ministerio de Salud Pública recibe pedidos de traslados de pacientes del sector privado al público, que están en terapia intensiva y por una cuestión económica buscan que se los derive a algún hospital del sistema de salud. Los hospitales de contingencia contra el Covid de capital y del Área Metropolitana hasta ahora están absorbiendo todos los pacientes que requieran cuidados intensivos incluso los derivados de los sanatorios, en caso de no poder hacerlo más, Salud podría trasladar pacientes graves a otros nosocomios más alejados, como sería el caso de Ciudad del Este. Ante esta situación y de cara a las fiestas de Año Nuevo, el viceministro insistió a la población que la mejor vacuna contra el coronavirus es el uso de tapabocas, el lavado de manos y por sobre todo el distanciamiento físico. Recordó que todo el personal de blanco a estas alturas del año que se despide están cansados, agotados. ‘‘Venimos prácticamente de diciembre del año pasado trabajando con la epidemia del dengue. Es realmente muy admirable el trabajo que están haciendo. No es fácil estar vestido con esa ropa entre 12, 18 o 24 horas, prácticamente asilados tratando a pacientes realmente graves’’, reflexionó. El alto funcionario refirió que hay pandemia para rato y que todo depende de nosotros, del comportamiento de la sociedad, de los ciudadanos para que podamos evitar las aglomeraciones, que podamos seguir manteniendo el distanciamiento y usando el tapabocas, sobre todo en los próximos días con los encuentros. Rebasado. El Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Asunción también está sobrepasado en su capacidad. La Dirección General Asistencial del Hospital de Clínicas comunicó ayer que, ante la afluencia masiva de pacientes, el Servicio de Emergencias polivalente, el Área de Contingencia Respiratoria y de las Unidades de Cuidados Intensivos; se encuentran ocupadas en un 100%. ‘’Nuestra urgencia respiratoria está completamente llena. Ayer (por el lunes) teníamos necesidad de internar gente y había pacientes esperando en los pasillos, como cinco o seis esperando un lugar, una cama y nuestros médicos tratando de mover pacientes, vaciar camas porque tenemos una capacidad limitada. Acá nadie se niega a atender. Ya no tenemos capacidad física, alcanzamos el tope en el área de urgencia y polivalente’’, mencionó el director de Clínicas, Jorge Giubbi. Comentó que la situación es difícil y que incluso llaman de centros asistenciales externos a pedir lugar para internar pacientes. La dirección insiste en no bajar la guardia, aplicar el lavado de manos, desinfección, utilización correcta del tapabocas y distanciamiento social y evitar las aglomeraciones y los lugares con poca ventilación. Seguimos un tanto preocupados por la situación, considerando que los números de casos positivos siguen aumentando (…) atendiendo el excesivo relajamiento de la gente. Julio Borba, viceministro de Salud.

Fuente -> http://www.ultimahora.com