Más de 1.000 trabajadores de salud dieron positivo al Covid en un mes

0
21

El sector de enfermería encabeza la lista de contagiados con 528 casos (42%), del acumulado en las últimas cinco semanas; le siguen los médicos con 250 (20%), según puede observarse en la infografía. Pero lo que más llama la atención de los epidemiólogos es que se registraron muchos contagios en el personal administrativo: 116 casos en poco más de un mes. Estos datos compartió la doctora Viviana De Egea, directora de Vigilancia de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud Pública (MSP). Notaron –dice– que hoy la principal fuente de contagio entre el personal de salud se da en el tan necesario momento del descanso, sea en ocasión de compartir un café o en el almuerzo. De Egea señaló que a partir de la semana 36 –del 30 de agosto al 5 de setiembre–, los contagios empezaron a darse de seguido y sin parar. Tal es así que el 8 de setiembre, la DGVS emitió una alerta epidemiológica ante el aumento de casos entre el personal que trabaja dentro de algún establecimiento sanitario. Hasta el día 4 de ese mes, sumaban 1.246 trabajadores de salud que dieron positivo a Covid-19 en el país y tres habían fallecido, hasta entonces. Hoy, el número de caídos en filas hospitalarias ascendió a 18, según datos recogidos por ÚH. Desde el 13 de marzo, fecha en que empezó la vigilancia al personal de salud, se registraron hasta el domingo último, 14.931 notificaciones sobre casos sospechosos, de los cuales fueron confirmados 3.941 casos. Esto representa un 7% del total país. “Veníamos bastante bien con 4 y 5%, pero a partir de agosto empezaron a aumentar los casos”, señaló De Egea. ESTRÉS Y DESCONEXIÓN La especialista indicó que, al contrario de lo que pasaba en los primeros meses de la pandemia, ya no es más la atención al paciente positivo la principal fuente de contagio, sino que se da en el entorno asistencial, entre los colegas mismos y en el entorno familiar; cuando se encuentran sin las medidas de protección recomendadas. “En general, la principal fuente de contagio hoy no es la atención de pacientes positivos. Realmente, lo que vemos es que ese momento de juntarnos en el hospital, esos pocos minutos que tenemos de descanso, ese es el momento en el que hay un riesgo. Donde los compañeros se sienten seguros entre ellos y ahí es donde se retiran, obviamente, los tapabocas para tomar un café o en las horas del almuerzo y ahí es donde suelen ocurrir los contagios”, apuntó De Egea. Lo que ocurre también –añade– es que sus colegas “se demoran en reconocer los síntomas”. Esto pasa porque hay personas que no empiezan con el clásico estornudo, tos y dolor de garganta, sino que están con dolor de cabeza, chorreo de nariz y cuesta no atribuirle al humo del ambiente o al cambio de tiempo. “Tienen un gran sentido de responsabilidad y no quieren faltar al trabajo, se siguen yendo y ahí ocurren estos problemas”, afirmó al referir que con el personal de salud con dos síntomas ya solicitan que se avise de forma inmediata para el aislamiento y se evite un brote. El funcionario que trabaja en un hospital, en especial con pacientes, “está todo el tiempo expuesto”, dentro y fuera del nosocomio. Por lo que es “demasiado necesario el momento del descanso y el compartir con el compañero”, resaltó. “Nadie más te va a entender que esa persona que tiene el mismo estilo de vida, que tiene el mismo miedo a lo mejor. Pero, lastimosamente, ahí se exponen también. Entonces, habría que buscar la forma de juntarse pero de forma segura (…) Estamos muy cansados todos, superestresante es la situación y a veces ocurre que querés sacarte la mascarilla y reírte de cualquier pavada, pero es superriesgoso”, remató. Embed

Fuente -> http://www.ultimahora.com