Mades avala explotación del islote San Francisco, pese a informe técnico

0
26

Tras la fiscalización ambiental de la obra a cargo de la firma Vimerica SA, en zona de isla San Francisco de Remanso, se constató “alteración de las condiciones naturales de un islote a consecuencia del refulado, en el río Paraguay”, según el acta de intervención en 2019. También describe que el área ya se encuentra dividida en dos bloques por los trabajos realizados.En este sitio se proyecta la construcción de un hotel-casino, refulado, puente y planta de tratamiento de efluentes. “El encargado de la empresa Signature, a cargo del refulado, no contaba con el plan de gestión ambiental ni el estudio en el lugar para determinar el impacto causado por los trabajos”, describe el informe técnico del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades). Afirma que los interventores observaron aves de varias especies que utilizan el sitio para anidamiento en pastizales y otras asociadas al cauce hídrico. Solicitaron a la Dirección de Control de Calidad Ambiental analizar si corresponde a un islote o un banco de arena. Proceso. Tras esta intervención del Mades se abrió un sumario, en noviembre de 2019. La empresa presentó su descargo asegurando que es un banco de arena y no un islote. Argumentó que el sitio presenta condiciones para rellenos hidráulicos y entregó estudios realizados por la consultora Logos SRL como respaldo. La Dirección Geomática del Mades hizo el análisis multitemporal de imágenes satelitales de varios años y finalmente concluyó que no pueden definir si corresponde a un banco de arena o a una isla. Solicitaron el parecer de la Dirección de Recursos Hídricos. Dicha dependencia dijo que constituye un banco de arena, pero basándose exclusivamente en el informe que presentó la consultora Logos SRL, contratada por la propia empresa sumariada. No se describe una verificación in situ por parte de la dirección del Mades. La Dirección de Vida Silvestre reconoció que no cuenta con especialistas en geomorfología para el parecer técnico. Sin embargo, resaltó, tras recorrer el sitio, que el área es propicia para el desarrollo biológico de animales silvestres, especialmente aves migratorias. Pero que también hay otros lugares favorables en la isla. En el informe de la Dirección de Control de Calidad Ambiental figura que el permiso es únicamente para la etapa de refulado en una superficie de 37 hectáreas con 5.000 m2 para la nivelación del terreno y que en ese aspecto no se detectó incumplimiento, pues en el acta de intervención no se hallaron otras actividades. Impacto. Pobladores ribereños temen que, tras el relleno de parte de la isla, existan inundaciones en zona de viviendas. Pescadores de la zona habían solicitado ser indemnizados, ya que aseguran que el rubro también fue afectado debido al impacto generado por la extracción de arena en la zona del islote San Francisco. Este beneficio aún no se concretó. Para las indemnizaciones se formó una mesa interinstitucional, para evitar aparición de oportunistas. Uno de los dirigentes de la Asociación de Pescadores es el político Camilo Arrúa, con antecedentes de supuesto cobro indebido de subsidio por veda. Inversores defienden la obraDesde la firma inversora señalan que “las obras de nivelación, terraplenado y compactado están siendo ejecutadas, utilizando el material arenoso que anteriormente estaba siendo refulado y acumulado sobre la isla”. Indican que el terraplenado se inició en la punta sur de la isla para que el terreno sea apto para comenzar en la punta sur la construcción del puente de conexión. Hasta el momento se refularon 12 hectáreas.

Fuente -> http://www.ultimahora.com