Madereros repudian invasión y hostigamiento en Hernandarias – ABC en el Este

0
65

La Federación Paraguaya de Madereros (Fetama) emitió un comunicado expresando su rechazo por la invasión y hostigamiento en un inmueble de la empresa Desarrollos Madereros S.A., en la colonia Toryvete del distrito de Hernandarias, Alto Paraná. Los autodenominados sinterras estarían siendo instigados por personas que buscan posicionarse políticamente. Amenazan constantemente a trabajadores del establecimiento, además incendiaron parte de un eucaliptal, según reportó la Policía Nacional en los últimos días.

30 de septiembre de 2020 – 14:02

“La misma (Desarrollos Madereros), desde finales del 2019, viene sufriendo la invasión de su propiedad, así como el hostigamiento permanente de parte de un grupo de campesinos apoyados por algunos políticos inescrupulosos que están poniendo en riesgo una importante inversión internacional con fines de proselitismo o corrupción”, reza parte del comunicado del gremio de lo madereros.

Lea más: Invasores incendiaron un educaliptal

Explican además que el inmueble de 1.501 hectáreas fue adquirida entre los años de 1996 a 1998 por la empresa dedicada a la producción forestal, agrícola y ganadera. Desde el inicio del conflicto, intervinieron funcionarios del Instituto Nacinal de Desarrollo Rural y de Tierra (INDERT) y el Instituyo Paraguayo del Indígena (INDI), quienes confirmaron que en el lugar no existe excedente fiscal, tal como alegan los invasores.

En ese sentido, piden a las autoridades articular los medios necesarios para dar tranquilidad a los trabajadores, a fin de no poner en riesgo la industria local, ya que la empresa afectada es una de las principales proveedoras de materia prima para el sector maderero.

El establecimiento fue invadido el pasado sábado, por unos 80 autodenominados sintierras, quienes ingresaron por la costa del río Acaray, dado que el acceso está custodiado por efectivos policiales de diferentes comisarías de la zona y un contingente del Grupo Especial de Operaciones (GEO), en cumplimiento a una medida cautelar para la protección y el resguardo, firmada por el juez Nelson Ojeda Quintana.

El primer incidente en el inmueble se suscitó el domingo cuando provocaron el incendio de un eucaliptal de aproximadamente una hectárea que abarca parte de la propiedad invadida y la franja de dominio del río Acaray. Igualmente, amenazaron con atentar contra la integridad física de los maquinistas que se encontraban realizando el trabajo de siembra.

Los trabajadores de la empresa prosiguieron este miércoles la cosecha y posterior siembra de trigo con custodio policial. Si bien el trabajo se realizó en medio de mucha tensión, no se registraron mayores incidentes, teniendo en cuenta que los supuestos campesinos se vieron sobrepasados en cantidad por los policías.

Fuente -> http://www.abc.com.py