Los masajeadores más baratos y mejores de Amazon

0
23

Son tiempos de tensión y estrés, para qué negarlo. Y cualquier recurso que nos permita relajarnos, es más que bienvenido. Una de las mejores herramientas en este sentido, son los masajes. Solo pensar que tenemos más de cinco millones de receptores del tacto en nuestra piel, da una idea de lo sensibles que somos al roce. Los beneficios de los masajes son numerosos. Se ha demostrado que a través del tacto, se reducen los síntomas de ansiedad, las migrañas e incluso llegar a fortalecer el sistema inmunológico. 

Por si fuera poco, estimular estos receptores dérmicos libera la producción de endorfinas (una hormona vinculada a la felicidad y el bienestar físico y mental) produciendo cientos de combinaciones químicas y, por tanto, emocionales en nuestro cerebro. El cuerpo humano es tan sensible al tacto que el cortex primario somatosensorial del cerebro (el área que procesa las señales de tacto)  es capaz de diferenciar entre un roce o un abrazo y no solo en función de la cantidad de receptores involucrados, sino también en base a las hormonas, es decir a las emociones que dicho tacto nos produce. De modo que sí, un masaje no nos cambiará la vida, pero sí puede cambiar el día.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es