Los héroes de blanco son los destacados de ÚH en el 2020

0
16

Los soldados de blanco cayeron en batalla. Un recuento extraoficial registra 39 trabajadores de salud que fallecieron por coronavirus (Covid-19). Un total de 16 médicos y 15 enfermeros murieron a causa del nuevo virus en el país, según los datos del Sindicato Nacional de Médicos (Sinamed), del Círculo Paraguayo de Médicos y de la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE). En cambio, el Ministerio de Salud Pública (MSP) registra solo 9 médicos fallecidos y 15 de enfermería y un radiólogo. Las cifras son diferentes porque no se contabilizan a los médicos jubilados, solo a los que prestaban servicios activos en primera línea. No solo el personal de salud cayó en primera línea, en otros frentes también causó víctimas que son 3 funcionarios administrativos, 2 limpiadoras, 1 cocinero y 1 guardia. La identidad de las 8 personas está en reserva, debido a que son datos proveídos por el MSP, que no brinda esa información por privacidad de las familias. El nombre y apellido de los otros fueron proveídos por los gremios médicos y de enfermería. Un minuto de silencio. Última Hora hace un homenaje póstumo al personal de blanco caído en batalla. CRONOLOGÍA En marzo, a solo diez días del confinamiento, cuando aún no había un masivo contagio comunitario se reportó la primera víctima fatal entre el personal de blanco: el doctor Hugo Díez Pérez, reconocido neurocirujano de Asunción. Pasaron solo 150 días para que se informe de la primera muerte en las filas de enfermería: Pabla Fernández. El caso aconteció en agosto, en la primera ola. Días después, la lista fue en aumento hasta la fecha. En un recuento de los que murieron en la batalla, la lista sumó el pasado 29 de diciembre, una víctima fatal más entre los médicos. Los números cambian cada semana, cada día, cada hora. La batalla sigue en los hospitales. “NO SOMOS HÉROES” Los médicos y enfermeros fueron elogiados desde un principio como héroes, por su lucha en primera línea en las salas de terapia intensiva, pero con el correr del tiempo el calificativo fue perdiendo el tinte romántico. “No somos héroes, no tenemos superpoderes”, disparó el doctor José Fusillo, presidente de la Sociedad Paraguaya de Neumología, recientemente alertando sobre el cansancio del personal de blanco a meses de la pandemia. El personal médico está cansado y no tiene superpoderes para poder seguir resistiendo los embates del virus. El combate lleva meses en el país y el personal de blanco está desgastado, cansado y estresado por la contienda sanitaria, que no avizora aún una tregua ni paz. En un ambiente esperanzador en el 2021, ante la llegada de la vacuna, el personal de blanco libra sus batallas con las pocas municiones que les quedan en la lucha contra el Covid-19. Ni héroes ni villanos. Los médicos están cansados, en un trabajo incensante desde inicios de año, a causa de la epidemia de dengue más grande de la última dos décadas. Al mes posterior, el nuevo virus encendió las alarmas y la guardia en el servicio sanitario, por lo que aún no tuvieron un respiro en el 2020. “Los funcionarios contratados de contingencia siguen en una forma de trabajo más duro, con un contrato temporal por contingencia, no tienen empleo garantizado. Están cansados, agotados y preocupados. Muchos de ellos estuvieron ya enfermos (por Covid-19), con la pérdida de colegas esto se agudiza más. A esto le sumás la problemática de los derechos laborales que no son respetados. Existen médicos trabajando el doble que otros médicos, pero percibiendo la misma cantidad de dinero”, señaló la doctora Rossana González, secretaria general de Sinamed. Para la gremialista, la pandemia visualizó las deficiencias del sistema sanitario: infraestructura precaria, pocos médicos contratados e insuficiente provisión de insumos, denuncias del gremio de cada año. “Todo eso repercute en el estado de ánimo”, dijo con relación a las deficiencias de los derechos laborales. La doctora Rossana señaló que “esto puede ser peor”, ya que la pandemia sigue su curso en el país y el mundo. Por su parte, el doctor Jorge Giubi, director del Hospital de Clínicas, sentenció que el personal médico está desgastadísimo. Este centro médico no figura como centro de contingencia Covid-19, pero asiste a pacientes en terapia y sala de internaciones. Los médicos están firmes al pie del cañón. “Mucha gente piensa que nosotros exageramos, no sé, que no queremos trabajar, pero acá hay una realidad: nuestras Urgencias están completamente llenas. Hay gente esperando para internarse. Los colegas tratan de dar atención”. Ninguna indemnización aún no recibieron los familiares de fallecidos por Covid-19, confirmó la doctora González. ENFERMERAS PROTAGÓNICAS La presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE), Mirna Gallardo, cree que el personal de blanco está sobrellevando con mucha altura la batalla contra el enemigo invisible, pero que hay 15 que perdieron la batalla. “Es muy doloroso tener que ver partir a colegas. Enfermería, con su vida, está cuidando de todo un país”, reflexionó. Quince fallecidas en las filas de enfermería no es poca cosa, dice Gallardo. Hay casos de enfermeras que junto a sus maridos están internados en terapia intensiva, luchando por vivir. Muchas familias están de luto, incluso hay niños que perdieron a sus madres y padres, en un año que seguro nunca olvidarán. La pandemia reveló el rol protagónico de la contención al enfermo. “Enfermería, si bien a lo largo del tiempo se ha mantenido invisible, hoy la pandemia hizo visible ese rol protagónico que tienen las enfermeras dentro del sistema”. La licenciada Gallardo destacó el rol de contención de las enfermeras con los pacientes internados con Covid-19. Contó que el personal de enfermería, aparte del cuidado, se convirtió en el intermediario para ponerle en comunicación al enfermo con sus familiares. “Enfermería no ha tenido descanso este año y no va a tener porque ahora ya vienen los primeros casos de dengue”, sentenció Mirna al tiempo de comentar que hay enfermeras que están batallando por su vida en terapia. El 2020 es el año que cambió todo en nuestra vida, y el personal de salud es el que más impacto recibió con la pandemia. Funcio-narios contrata-dos de contingencia están cansados, agotados y preocupados. Muchos de ellos estuvieron ya enfermos; con la pérdida de colegas, esto se agudiza más. Dra. Rossana González, titular de Sinamed. Enferme-ría, si bien a lo largo del tiempo se ha mantenido invisible, hoy la pandemia hizo visible ese rol protagónico que tienen las enfermeras dentro del sistema. Lic. Mirna Gallardo, titular de APE. Mucha gente piensa que nosotros exageramos, no sé, que no queremos trabajar, pero acá hay una realidad: nuestras Urgencias están llenas en Clínicas. Dr. Jorge Giubi, director de Clínicas.

Fuente -> http://www.ultimahora.com