Los 6 scooters de tres ruedas: la alternativa al coche

0
18

José Manuel González Torres

Las gentrificación es un hecho. Las ciudades crecen y crecen sin parar. Madrid es un claro ejemplo, una metrópoli que a absorbido su propio extrarradio, con pueblos incluidos. Los estudios prevén un futuro próximo de megaurbes interconectadas, donde las fronteras sean imposibles de fijar a nivel social. Ese porvenir ya está aquí, y lo vivimos con un sinfín de opciones de movilidad, que van desde un mejor, y más limpio, transporte público hasta los servicios de vehículos compartidos, pasando por nuevos conceptos como los patinetes o las bicicletas eléctricas. La moto ha sido, y será, aliada del tráfico urbano, ya que reduce los niveles de contaminación y los atascos. Barcelona, sin ir más lejos, es la ciudad europea con más motos por habitante y circular por sus calles es hacerlo sorteando centenares de scooters. Aún y así, muchos usuarios se resisten a este tipo de movilidad por miedo. No deja de ser un medio de transporte que pone en riesgo nuestra integridad física a cada instante. Sin embargo, los scooters de tres ruedas se han alzado como una alternativa perfecta para este tipo de conductor. Sus dos ruedas delanteras ofrecen mayor estabilidad y una sensación de seguridad superior a la de los scooters habituales. En esta galería os traemos las mejores opciones de este 2020, ideales para los más temerosos pero también para el motero de toda la vida.

Los primeros scooters de tres ruedas se idearon pensando en la ciudad. Se buscaba un vehículo capaz de ofrecer la versatilidad y agilidad de un dos ruedas, incrementando su seguridad y agarre. Rápidamente lo adoptaron como alternativa aquellos usuarios habituales de coche que, por una razón u otra, vieron en la moto un concepto más útil para sus traslados. Lógico teniendo en cuenta el incremento de problemas de movilidad en las urbes, y más en vehículo privado. Con un scooter tres ruedas pueden evitar las caravanas, adelantar fácilmente a los coches en una vía interurbana y aparcar en la puerta del destino. Además, ofrecen una autonomía superior a la de un patinete y ahorro al evitar entrar en parkings.

Las desventajas de una moto son también conocidas. El frío en invierno, el calor en verano, la lluvia y un abanico de inclemencias a los que hacer frente. Por suerte, con los scooters de tres ruedas hay un aspecto salvable: el riesgo de caída por lluvia. No es que con un modelo de este segmento evites todo tipo de accidentes pero la seguridad y estabilidad es mucho mejor en este caso.

Fuente -> https://www.muyinteresante.es